Leo Messi y Cristiano Ronaldo viven en una rivalidad constante por el trono del fútbol mundial. Un debate que no cesa y que ya se ha hecho un hueco para siempre en la historia. Es una lucha ligeramente desigual, no obstante, ya que mientras que nadie niega al portugués en su país, el jugador del Barcelona vive siempre cuestionado por los suyos, con la alargada sombra que además supone la presencia de Diego Armando Maradona. Nunca ha tenido fácil Messi ganarse el cariño de los compatriotas, y eso que en los últimos años muchos han abierto los ojos después de sus milagros, como el último, que sirvió para llevar a la albiceleste al Mundial de Rusia.

Pero siempre queda la duda. Y a la mínima, por ejemplo un penalti fallado ante Islandia, se vuelve a cuestionar la grandeza e Lionel. En este momento bajo es cuando uno más necesita las muestras de apoyo, incluso más cuando su némesis ha llegado al Mundial en estado de gracia, pero lo que seguramente no se esperaba Messi es encontrarse un aliado en el que día a día es uno de sus rivales más acérrimos: Sergio Ramos.

El actualmente capitán de España, pero que lleva el brazalete del Real Madrid en el día a día, ha querido romper una lanza a favor del culé. Y no lo hizo de cualquier forma, sino atacando directamente a la raíz: “Respeto a Maradona porque es un grande. A mí me parece un crack. Pero también te digo que el fútbol argentino sabe que Maradona está a años luz del mejor jugador argentino, que es Messi“.

A estas alturas de la película supongo que ya has sospechado que tal piropo por parte de Ramos no podía ser gratuito. Estás en lo cierto. Porque la intención del guiño, y ahí cada uno que lo interprete a su manera, seguramente tenga tanto de palo al pelusa como de elogio a la pulga. El motivo es que Maradona había dicho unos días atrás que “para mí, Ramos no es un crack. Godín es un crack“.

Esa frase ha sido suficiente para que el central español haya dejado a un lado los colores del Madrid para subir a los altares a Messi, quién sabe si cabrear a Cristiano Ronaldo y, seguro, ponerse en el centro de la diana para la tormenta de los ya tradicionales insultos argentinos en las redes sociales.

No Hay Más Artículos