Tiempo prestado. Eso ha terminado siendo lo que consiguió Toni Kroos con su golazo en el descuento ante Suecia. A Alemania se le acabaron los milagros hace unos días y contra Corea del Sur protagonizaron una debacle de dimensiones históricas. El conjunto teutón termino cayendo contra los asiáticos, ya eliminados, y se marchan del Mundial de Rusia 2018 en la fase de grupos, algo que no les había sucedido nunca.

Cae la mannschaft presa de la reciente maldición de los campeones del mundo, como ya antes habían caído Italia y España. Ni siquiera ellos, los supervivientes por excelencia en esto del fútbol, han conseguido escapar al mal fario que supone levantar el cetro mundial. Lo que al mismo tiempo también deja patente lo rápido que evoluciona el fútbol. Si te paras, te mueres. Su fracaso quedó más en evidencia al no poder siquiera aprovechar la goleada de Suecia sobre México, que le abría las puertas de octavos.

No podían tener más de cara las cosas Low y los suyos después del sufrimiento de los primeros partidos. El rival más flojo del grupo, sin nada en juego y con la posibilidad de prestar atención al partido entre México y Suecia. Empezaron clasificados, pero ni jugando con esa tranquilidad fueron capaces de inquietar la portería coreana en los primeros 45 minutos.

Volvieron Khedira y Özil al once, sólo para demostrar que su tiempo ya ha pasado. La incapacidad para generar peligro se tornó en nerviosismo cuando Suecia consiguió marcar. Alemania estaba eliminada y las prisas cargaron todavía más las piernas germanas. La histórica eficiencia alemana nublada por los nervios. Las ocasiones llegaban a cuentagotas y siempre a la desesperada, sin juicio. Hummels como improvisado delantero tuvo las mejores, pero no encontró la portería.

El último clavo en el ataúd alemán pudo llegar mucho antes, pero Corea no llegaba eliminada a este encuentro de casualidad. Una decena de contras en superioridad murieron en la frontal del área hasta que, ya en el descuento Kim hizo justicia en un saque de esquina. Antes del final del partido todavía tuvo tiempo Son de marcar el segundo y, quien sabe, lograr un indulto de su país que le permita seguir con su carrera.

No Hay Más Artículos