El día sin fútbol en durante una Copa del Mundo es uno de los más serios problemas del primer mundo. La angustia que genera el quedarse sin partidos después de la borrachera de la primera fase del Mundial de Rusia 2018 es parecida al síndrome de abstinencia. Pasamos el tiempo haciendo onces ideales de lo que llevamos de torneo, pensando en cómo le fue a las selecciones que jugaron repesca para llegar hasta aquí, y por supuesto tenemos que pensar qué tal está yendo el experimento del VAR en el máximo nivel del fútbol mundial. Y para los responsables de la FIFA, el resultado no puede ser más satisfactorio.

El responsable del comité de árbitros de la FIFA, Pierluigi Collina, y el director de arbitraje del organismo, Massimo Busacca, presentaron el balance de las decisiones de los jueces en los 48 partidos disputados hasta el momento en Rusia 2018. Y los dos exábritros están muy contentos con el trabajo de sus semejantes. “Durante un torneo, no es posible hacerlo todo al 100 % de perfección. Algunas cosas tuvieron que ser afinadas después de lo que pasó en los primeros partidos. El 95 % de las decisiones tomadas por los árbitros sin el VAR eran correctas; este porcentaje subió al 99.3 % gracias al VAR. Siempre dijimos que el vídeo no significaba perfección, pero estamos muy, muy cerca”, presentó los datos Collina. 

Esto es, la FIFA atribuye un 0.7 % de error al VAR porque sigue sujeto a la interpretación del equipo arbitral que lo coordina. Esos jueces de apoyo han revisado 335 incidentes, casi 7 por partido, y el VAR ha decidido directamente sobre 17 jugadas, de las cuales 3 de ellas han sido revocadas por el vídeo (ninguna más importante que el penalti birlado a Neymar después de caer en el área ante Costa Rica). En la presentación de estos datos se reveló uno de los secretos mejor guardados: una conversación entre los árbitros que ven el partido y el que lo dirige sobre el campo. Se reprodujo cómo fue el intercambio para conceder el gol de Suiza a Brasil, con un empujón sobre Miranda, y que protestaron mucho los brasileños. “Hubo un ligero empujón, es gol”, se pudo escuchar, según recoge la información del diario El País.

De los 24 penaltis concedidos en la primera fase de Rusia 2018, 7 fueron señalados por la indicación del VAR. Se fueron algunos al limbo, sin embargo; como el de Boateng sobre Berg en el increíble Suecia-Alemania, que afortunadamente para los escandinavos no tuvo mayor trascendencia tras lo sucedido en la última jornada. “Es el momento de celebrar, después de los 48 partidos. Estamos muy felices por las actuaciones de los árbitros. Creo que el VAR ha ayudado mucho”, dijo Busacca, feliz por el rendimiento arbitral en unos partidos en los que se ha añadido de media algo más de 6 minutos por partido, algo a lo que han puesto mucho empeño los jueces en esta Copa del Mundo. Ahora, el VAR entra en la hora de la verdad: decisiones en partidos que pueden suponer la eliminación de las selecciones

No Hay Más Artículos