La fase de grupos del Mundial de Rusia 2018 ha llegado a su fin y con ella más de la mitad del campeonato. En unas primeras semanas marcadas por las sorpresas y la influencia del VAR, varios han sido los jugadores que han destacado. Algunos esperados por su condición de estrellas, pero otros que también han aprovechado el gran escenario internacional de la Copa del Mundo para darse a conocer en el planeta futbol. Este es el once ideal de Medallista en lo que llevamos de torneo:

Jo hyeon-Woo (Coreal del Sur)

Ni Courtois, ni el discutido De Gea, ni siquiera Neuer… el portero que se ha llevado todos los focos en este inicio de Mundial ha sido el joven coreano Woo. No ha podido evitar la eliminación de su país, pero, entre otras cosas, ha sido uno de los responsables de la debacle de Alemania. A pesar de su apariencia frágil, el guardameta asiático ha mostrado gran valentía en los balones aéreos y unos reflejos espectaculares bajo palos.

Joshua Kimmich (Alemania)

De lo poco salvable en el histórico ridículo germano. El lateral del Bayern ha dado un paso al frente para convertirse en el líder de la renovación que sufrirá la manchsaft asumiendo gran responsabilidad. Ha cerrado su banda con acierto, se convirtió en la primera vía en la salida de balón y desde su costado llegaron los mejores centros para los delanteros teutones.

Diego Godín (Uruguay)

El central del Atlético es el jefe de uno de los mejores sistemas defensivos del Mundial. Su experiencia y saber estar le han permitido anular a todos sus rivales con una suficiencia fuera de lo normal. E incluso se ha permitido subir al ataque con el balón controlado en varias ocasiones. Todo esto añadido al habitual peligro que supone en las jugadas de estrategia.

Andreas Granqvist (Suecia)

El otro mariscal de la primera fase. Ha contribuido a que Suecia dejara su puerta a cero en dos de los tres encuentros y obligó a Alemania a un esfuerzo titánico para ganar en el descuento. Además, ha sido decisivo desde el punto de penalti, marcando dos tantos que le permitieron a los escandinavos ser primeros de grupo.

Yousouf Sabaly (Senegal)

Sabaly es el lateral izquierdo de una de las selecciones más atractivas de Rusia 2018. Aunque Senegal se haya ido a casa como todas las africanas, Sabaly demostró su pujanza como carrilero, que además puede actuar por ambos lados del campo. Su rocosidad en defensa y su despliegue en ataque sorprendieron en el Mundial.

Luka Modric (Croacia)

Posiblemente, el jugador del Mundial hasta el momento. Croacia ha sido una de las selecciones más sólidas durante las primeras semanas y el partido del madridista ante Argentina quedará en la retina de todos los aficionados al fútbol durante mucho tiempo. Modric ha dominado hasta ahora con su selección como lo lleva haciendo en el Madrid desde hace un lustro.

Coutinho (Brasil)

Mientras Neymar recupera la forma, el jugador del Barcelona ha cogido el volante de Brasil. Tite ha retrasado su posición hasta el centro del campo para darle más fluidez al juego y Coutinho ha cumplido con creces el rol de organizador. Y todo esto sin restar llegada: dos goles, ambos para abrir el marcador, y una asistencia ante Serbia en el partido decisivo.

Isco (España)

En un equipo español que ha dejado más dudas que certezas hasta el momento, Isco se ha convertido el clavo al que se agarra el combinado ibérico. Con Silva en baja forma e Iniesta llegando al final de su carrera, el madridista ha respondido cada vez que sus compañeros lo han llamado y por sus botas pasa ahora mismo todo el juego de la campeona de 2010.

Cristiano Ronaldo (Portugal)

Su decisiva actuación en el primer encuentro contra España ya le otorga los votos suficientes para aparecer en este once. Un hat-trick que le dio vida a Portugal para seguir creciendo, acompañado del solitario tanto ante Marruecos en la única victoria de los lusos. Participa menos en el juego, pero sigue siendo un seguro cada vez que sus compañeros son capaces de poner un balón con ventaja en el área.

Diego Costa (España)

Tres goles ha marcado el hispano-brasileño, pero lo más importante para él seguramente haya sido la sensación de que por fin encaja en el juego de la selección española. Ha sabido moverse bien entre los centrales y esperar su momento para ser decisivo. El pase a Iniesta en el primer gol ante Marruecos, al primer toque y rompiendo la zaga africana, es la mejor muestra de todo ello.

Harry Kane (Inglaterra)

El pichichi del Mundial. Se le puede restar mérito por sus rivales, o porque los goles han llegado a balón parado o desde el punto de penalti. Pero Kane ha demostrado que está listo para cambiar el destino de la selección inglesa. El punta del Tottenham se ha convertido en el líder de su equipo y su presencia en el área es garantía de gol. Cinco ha marcado hasta el momento.

No Hay Más Artículos