Esta tarde arrancan los octavos de final del Mundial de Rusia 2018. La primera fase ha dado lugar a grandes actuaciones individuales que serán recordadas a lo largo de los años. Cristiano Ronaldo contra Portugal, Modric contra Argentina… los grandes jugadores han ido apareciendo poco a poco en el mayor escenario del fútbol internacional. Pero eso no quita que todavía se esperen a varios cracks de primera fila. Esos jugadores que dominan durante el año en sus equipos pero que, al menos de momento, no han dejado más que algún destello en Rusia. Estos son las cinco estrellas que buscan dejar su huella ahora que llegan las eliminatorias decisivas:

Neymar Jr. (Brasil)

Llegó a contrarreloj después de sufrir una lesión en el mes de febrero. Parecía totalmente recuperado en los amistosos previos, pero las primeras semanas de Mundial han demostrado que todavía está lejos de su mejor forma. Eso, unido a su presión por demostrar que puede guiar a Brasil a un nuevo título, han provocado que incluso se le viera desesperado, frustrado. Su balance ha sido un gol a puerta vacía y quedar en evidencia tras fingir un penalti que el VAR rectificó.

Messi (Argentina)

Que Messi esté en el centro de la crítica cuando juega para su país no es nada nuevo. No importa lo que tire casi él solo de un grupo sospechoso. Al primer fallo, se lleva los palos. De todas formas, el 10 del Barça debe participar más en el juego si quiere que Argentina tenga posibilidades. La única imagen en la que hasta ahora no se le ha visto triste y con la mirada perdida fue en el gol ante Nigeria, que por otra parte fue uno de los tantos del torneo.

Griezmann (Francia)

El punta del Atlético ha protagonizado muchas portadas en las últimas semanas, pero pocas han sido por lo hecho sobre el césped. Su documental para decidir dónde jugaría la próxima temporada llamó la atención de todos, pero cuando el balón echó a rodar poco se le ha visto. Marcó un gol de penalti en el primer encuentro y ese ha sido todo su bagaje. Ese y ser sustituido en todos los partidos de la primera fase.

Silva (España)

Era su Mundial. El momento de liderar el relevo generacional de la triunfal etapa anterior de la selección española. Silva es el timón del Manchester City de Guardiola y con Lopetegui se había convertido también en la gran estrella de España. Pero hasta el momento no hay rastro de su magia. Quizá sea por la salida del seleccionador, quizá sea por la dura temporada en la Premier League, pero se le ha visto sin chispa e impreciso.

James Rodríguez (Colombia)

Seguramente el que más coartada tenga en este grupo, ya que los problemas físicos lo están lastrando. Llegó justo al Mundial y fue suplente en el primer encuentro ante Japón. Cuando entró en la segunda parte se vio por qué. Fue titular contra Polonia y demostró que, aunque lento y sin ritmo, el guante en su zurda le permite hacer cosas que otros sólo imaginan. Pero en el duelo decisivo con Senegal volvió a lesionarse. El que fuera uno de los mejores en el Mundial de Brasil 2014 ha dejado un par de pinceladas hasta el momento, pero busca recuperarse por completo y encontrar el encuentro que lo coloque en lo más alto.

No Hay Más Artículos