Mientras destrozaba a defensas argentinos a casi 33 kilómetros por hora, Kylian Mbappé no pensaba en el dinero de las primas que recibiría de la federación francesa según avanzase rondas en el Mundial de Rusia 2018. El doble goleador de 19 años, que recibió elogios desde Pelé hasta el entrenador rival (el muy superado por los acontecimientos Jorge Sampaoli), sólo pensaba en la gloria. Porque los jugosos bonuses que están en juego en la Copa del Mundo son secundarios para Mbappé, un futbolista llamado a dominar el fútbol europeo durante años, y por lo tanto recoger pingües beneficios por el camino. Por eso, el extremo del PSG ha decidido donar lo que gane en premios durante el Mundial a una asociación benéfica.

Mbappé es el padrino de la agrupación Premiers de cordée, que promueve la práctica del deporte en niños hospitalizados. “Vivo en una familia que valora el compartir y la solidaridad. Yo soy un privilegiado, pero sus líderes saben que pueden contar conmigo. Cuando ves su fuerza de voluntad, son ejemplos para la sociedad“, dijo el entonces delantero del Mónaco, en el 2017, cuando acudió por vez primera al centro médico y educacional Edouard Rist, en París. Desde entonces ha dado visibilidad a una asociación que promueve el deporte entre niños con serios problemas clínicos. 

“El entorno de Mbappé y su familia nos hizo saber hace unos días que iba a donar el dinero. No pedimos nunca la ayuda financiera de nuestros colaboradores. No queremos anticiparnos, porque la prima sólo se pagaría a partir de cuartos de final, pero nos emociona la postura de Kylian, es algo muy personal de él“, declaró emocionado el presidente de la asociación Premiers de cordée, Sébastien Ruffin. Su deseo se hizo realidad porque Mbappé metió a Francia en cuartos y ahora tiene las semifinales a tiro en un apasionante duelo ante Uruguay, Se estima que cada jugador de Francia se lleva unos 20.000 euros por partido disputado en Rusia 2018, y que la prima por ganar el Mundial puede llegar hasta los 300.000 euros por cabeza.

En el caso de Mbappé, irían directamente a los fondos de la agrupación de chicos hospitalizados que le ha conquistado. “Tendría un impacto tremendo en nuestra asociación, sobre todo para renovar equipamiento y organizar más eventos. Kylian es una gran persona, participa con gusto. Tiene una muy buena relación con los chicos. Siempre encuentra la palabra adecuada para animarlos. Creo que a veces disfruta más él que los críos”, alaba Ruffin a Mbappé, algo que en las últimas horas parece hacer todo el mundo. “Fue extremadamente difícil de controlar. Habíamos previsto un montón de cosas en vídeo, pero cuando un jugador como él arranca como lo hizo, se vuelve muy difícil“, dijo Sampaoli, impotente tras la exhibición de la nueva gran estrella, el primer adolescente desde Pelé en marcar dos goles en un Mundial, el más joven en disputar Rusia 2018.

No Hay Más Artículos