Inglaterra ha roto el gafe que le perseguía en los lanzamientos de penaltis desde hacía décadas para eliminar a Colombia y clasificarse para los cuartos de final del Mundial de Rusia 2018, donde se medirán a la selección de Suecia. Harry Kane había adelantado a los británicos con una pena máxima pero el omnipresente Yerry Mina igualó en el último minuto para enviar el encuentro a la prórroga. Como nadie fue capaz de romper la igualdad, el pase se decidiría en la temida tanda, en la que los ingleses acabaron con su fatídica racha. Italia 90, Francia 98, Alemania 2006, y también alguna Eurocopa ya vieron a Inglaterra desperdiciar generaciones y generaciones de futbolistas en los penaltis. No esta vez. 

Los Three Lions arrancaron bastante mejor que los Cafeteros, huérfanos de la calidad de James Rodríguez en su ataque. Los de Gareth Southgate presionaban con agresividad por todo el campo y Kane estuvo cerca de abrir su cuenta particular con un testarazo a centro de Jesse Lingard. En cualquier caso, el fútbol escaseaba. Y a falta de juego, empezaron a saltar chispas. Juan Cuadrado y Harry Maguire las tuvieron tiesas y cerca del descanso Wilmar Barrios se jugó la expulsión vía VAR por un cabezazo sin sentido a Jordan Henderson

Tras el paso por vestuarios, se confirmó la pesadilla rusa para Carlos Sánchez. El jugador colombiano, autor del penalti en la primera jornada contra Japón, cometió una infracción digna de lucha libre en su propia área sobre Kane, con la consiguiente pena máxima para los ingleses. El delantero del Tottenham aumentó así su renta como máximo goleador del Mundial. A falta de juego, los de José Pekerman seguían pasados de frenada y las amarillas caían una tras otra para ellos

A medida que se aproximaba el final parecía inevitable el triunfo de Inglaterra, que apenas había sufrido. Sin embargo, los de Southgate recularon de más (incluyendo cambios sospechosos) y Colombia sacó orgullo de la nada para venirse arriba. Mateus Uribe avisó con un misil lejano al que Jordan Pickford respondió con una soberana parada. Y ya sobre la hora emergió otra vez Yerry Mina, el sorprendente central culé que está desatado en suelo ruso. El zaguero anotó su tercer tanto del campeonato en un saque de esquina para mandar el choque a la prórroga en el último instante. 

La igualada in extremis dio alas a los sudamericanos, que salieron mucho más entonados al tiempo extra. Radamel Falcao y Luis Muriel pudieron convertir el segundo para su país, aunque ya a punto de terminar, Danny Rose y Eric Dier pudieron hacer lo mismo para el suyo: el primero con un tiro cruzado y su compatriota con un cabezazo en un córner. Nadie fue capaz de romper el equilibrio y el asunto se decidiría en otra tanda de penaltis de infarto

Ahí, el fallo de Henderson daba ventaja a Colombia, pero Pickford desvió los disparos de Uribe y Carlos Bacca, y Eric Dier sentenció a los Cafeteros con el lanzamiento final. Inglaterra jugó con fuego pero ya está en cuartos, donde les espera Suecia. Uno de estos dos combinados, Rusia o Croacia será finalista en el Mundial 2018

No Hay Más Artículos