Primero avisó Josema Giménez, el central de Uruguay que resolvió el segundo partido del torneo (¡qué lejos nos queda ya!) con un gol de cabeza a saque de esquina en los últimos instantes del duelo frente a Egipto. Y después, ya en las semifinales, llegó Umtiti con su tanto definitivo frente a Bélgica para certificar una tendencia del Mundial de Rusia 2018: es, con mucha diferencia, la Copa del Mundo con más goles anotados por defensas y, además, la que más tantos ha producido en jugadas de estrategia

Antes de jugarse el CroaciaInglaterra que determinará el rival de Francia en la final, y según los datos recogidos por el periodista de la Cadena Cope Pedro Martín, los zagueros participantes en el torneo acumulan 27 goles, por 54 de los centrocampistas y 68 de los delanteros. Hasta ahora, el mayor número de tantos acumulados por integrantes de la línea defensiva en un Mundial había sido de 16, una cifra registrada en Brasil 2014, pero también en los campeonatos de Corea del Sur y Japón 2002, Italia 1990 y España 1982.

El pichichi entre los defensas es el colombiano Yerry Mina, autor de tres goles -tantos como Griezmann, Mbappé o Cavani– y que ya no sigue en competición. La línea ante el portero ha sido decisiva para las cuatro últimas selecciones en liza. El lateral Pavard marcó un gol importante para les bleus ante Argentina en octavos, Varane allanó el camino en cuartos de final y Umtiti tumbó el penúltimo obstáculo. Inglaterra suma los tantos de Stones y Maguire a los del máximo realizador de la Copa, Harry Kane. El central Vida marcó para Croacia en la prórroga contra la selección anfitriona, Rusia. Y también Vertonghen dejó su marca con los diablos rojos. 

La aparición de futbolistas de retaguardia en la lista de goleadores de Rusia 2018 parece tener un vínculo directo con otro récord: 40 goles en jugadas de estrategia, más que en ninguna otra Copa del Mundo. A falta de tres encuentros por disputarse para cerrar el campeonato, ya se contabilizan tres anotaciones más de ese tipo que en Francia 1998, mejor marca hasta la actualidad. Esas cuatro decenas se reparten así: 24 tantos de saque de esquina, 14 de remate de falta y 2 surgidos a raíz de un saque de banda. 

Dicho de otro modo: al menos cuatro de cada diez goles vistos estas últimas semanas nació de un balón parado y en el 70% de los encuentros se acertó con la red de esa manera. Atribuyan gran parte de este mérito a los pross. Mientras que Perú y Senegal se marcharon sin sumarse a la tendencia, Inglaterra contabiliza ya ocho aciertos gracias al trabajo minucioso e inspirado en otros deportes de su seleccionador, Gareth Southgate

Mientras los analistas se preguntan si el torneo va a propiciar un cambio de estilo en detrimento del fútbol combinativo y ofensivo, los que acuden a las casas de apuestas lo tienen claro. Si hay que apostar dinero al gol que va a resolver el Mundial de Rusia 2018, apuesten a que lo va a marcar un defensa en un córner. 

No Hay Más Artículos