Croacia es un pequeño país del Este de Europa pero en esto del fútbol son unos gigantes. La selección balcánica peleará el próximo domingo por su primer Mundial después de derrotar a una letárgica Inglaterra en la prórroga, gracias a un gol de Mario Mandzukic muy cerca del final. Los Three Lions fueron por delante buena parte del encuentro pero, como les sucediera ante Colombia en octavos, no pudieron sentenciar y esta vez les costó caro, primero por el empate de Ivan Perisic y después por el tanto definitivo del jugador de la Juventus

Y eso que el duelo no pudo empezar mejor para los de Gareth Southgate. Kieran Trippier mantuvo la racha de defensas goleadores en este campeonato anotando un bonito tanto de falta directa nada más comenzar. Esa ventaja dio alas a los ingleses, que dominaron con bastante claridad el primer acto y pudieron ampliar su renta, especialmente en una clarísima ocasión de Harry Kane que desbarataron entre el palo y Danijel Subasic. Croacia parecía pagar caro su esfuerzo extra en las dos rondas anteriores, porque sus figuras no aparecían por ningún sitio. 

Entre que los balcánicos no daban y los británicos parecían cómodos con el resultado, el choque entró en una fase de letargo que cambió radicalmente cuando faltaban 20 minutos, más o menos, del tiempo reglamentario. Croacia despertaba de golpe y empezaba a acumular llegadas peligrosísimas gracias, sobre todo, a un Perisic omnipresente. El colchonero Sime Vrsaljko colocó un centro sensacional y el del Inter remató de forma acrobática para batir a Jordan Pickford. El mismo futbolista pudo dar la vuelta al electrónico poco después, con un chut al poste, en unos instantes de claro dominio croata. 

Ya en la prórroga, Inglaterra reaccionó a base de balón parado y con alguna carrera de Marcus Rashford. Pero curiosamente el físico les iba abandonando, mientras otros croatas revivían, como Ivan Rakitic. Con el panorama destinado a otros penaltis, los británicos cometieron un grave error de marca, entre Stones y Maguire, para dejar solo a Mandzukic, que no desaprovechó la invitación. El de la Juve subió el 2-1 para su país y les clasificó para su primera final a estos niveles, donde se medirán a Francia el próximo domingo. 

No Hay Más Artículos