Varane, Pogba, Griezmann, Mbappé… con tanta estrella y semejante colección de talento, a veces puede olvidársenos la importancia que tiene en Francia el hombre encargado de poner orden a todo eso: Didier Deschamps. El técnico galo, que en 2012 llegó a una selección en llamas tras varios años de fracasos y polémicas extradeportivas, ha sabido conducir a un grupo joven a las puertas de un campeonato del mundo, algo que para él supondría colarse en un selecto grupo del olimpo futbolístico.

Porque si Francia gana este domingo a la incombustible Croacia, Deschamps podrá presumir de un honor que hasta ahora sólo dos futbolistas tenían: ganar un Mundial como jugador y hacerlo luego como entrenador. Los privilegiados con los que se sentaría a la mesa son Mario Zagallo y Franz Beckenbauer, representantes de dos de los países con más historia en estos torneos, Brasil y Alemania.

El brasileño fue el que inauguró el club. Jugó dos finales del Mundial sobre el césped y ganó ambas, en 1958 ante Suecia y en 1962 contra Checoslovaquia. Ocho años más tarde repitió éxito con la canarinha, esta vez desde el banquillo y con una clara victoria sobre Italia (4-1) en el Estadio Azteca de México. No pudo repetirlo por poco en 1998, cuando dirigió a la Brasil que cayó ante Francia en la final.

El ‘Kaiser’ también disputó dos duelos por el título como jugador, pero sólo pudo conseguir uno, el de 1974 contra Holanda jugando en casa. Dos décadas después se puso al mando de la mannschaft y logró llevarla a dos finales consecutivas. En 1986 falló ante la Argentina de Maradona, contra la que se cobró la revancha cuatro años después proclamándose campeón en Italia.

En el caso de que Deschamps lo logre sería un pleno. Como jugador sólo alcanzó una final, precisamente ante la Brasil que en 1998 también dirigía Zagallo. Entonces el conjunto francés capitaneado por el ahora entrenador de Les Bleus se impuso claramente. Ahora, cambiando las botas y el brazalete por la pizarra, el técnico de Bayona espera que sus jugadores consigan la gloria para ayudarle a alcanzar la leyenda.

No Hay Más Artículos