El Mundial de Rusia 2018 ha terminado pero los rescoldos todavía tardarán en apagarse unas semanas. Eso sí, con el final del torneo empieza a agitarse el mercado, muy parado hasta ahora, por lo que entran en escena las grandes estrellas que han disputado la cita internacional. Algunos lo harán para bien, tanto para cambiar de equipo como para lograr más relevancia en su club actual, mientras que otros quizá tengan que replantearse las expectativas con las que comenzaban el verano.

Y es que donde brillaron los Mbappé, Griezmann, Modric o Harry Kane, otros se quedaron en las sombras de Rusia, esas que seguro bajarán la cotización en el mercado de algunas figuras como Lewandoski o Boateng. Ellos, y muchos otros, pasaron totalmente inadvertidos en el escenario más exigente y pueden hacerlo en las próximas semanas cuando los grandes clubes de Europa miren con recelo sus actuaciones. Estas son las grandes decepciones del Mundial:

Robert Lewandowski (Bayern Múnich)

Llegaba como una de las estrellas de Polonia tras una fase de clasificación impecable, pero se marchó sin marcar tras la fase de grupos a pesar de jugar los tres partidos completos. Su futuro en el Bayern es una incógnita y lleva varios años coqueteando con salir del club alemán. Ha sido uno de los objetivos del Real Madrid en los últimos años, pero parece que el conjunto blanco se ha olvidado de él. Su actuación en Rusia seguramente habrá tenido que ver y su lista de novias se ha reducido en las últimas semanas.

Jerome Boateng (Bayern Múnich)

Compañero del polaco en la Bundesliga, el central ha sido uno de los señalados por la debacle de Alemania en el Mundial. El paso de los años ha mermado su capacidad física y está dejando a la vista debilidades que antes estaban escondidas. Todavía le queda cartel y tanto Manchester United como PSG se han interesado por él, pero el precio que están dispuestos a pagar ahora seguro que es menor a lo que era en mayo.

David De Gea (Manchester United)

El portero español terminó la temporada como uno de los mejores en su puesto tras un año escandaloso en Old Trafford. Pero De Gea nunca ha escondido sus ganas de regresar a España, siempre con el Madrid en el horizonte, y tenía el Mundial como un gran escaparate. Su actuación ha sido decepcionante, sin dejar rastro del salvador del United, y parece que no será este verano cuando vaya a cambiar de equipo. El club español sigue buscando portero, pero de hecho ya ha cambiado su objetivo y el pretendido ahora es Courtois.

Mateo Kovacic (Real Madrid)

Una de las grandes promesas del fútbol europeo en los últimos años que no termina de explotar. No lo hace en su club, ni tampoco en la selección, donde se ha convertido en uno de los pocos jugadores de Croacia que no han salido reforzados tras el gran torneo de su equipo. El centrocampista ha dejado caer este verano que quiere salir del Madrid para tener más minutos, pero su papel en el Mundial no le habrá ayudado a conseguir destinos.

Gonçalo Guedes (Valencia)

Uno de los jugadores del año en el fútbol europeo. Su irrupción en el Valencia fue espectacular y los grandes del continente parecían decididos a entrar en una subasta millonaria por el delantero portugués. Fernando Santos también compró su rendimiento en la liga española y le dio la titularidad junto a Cristiano Ronaldo en el Mundial, pero pasó con más pena que gloria. Sus derechos pertenecen al PSG y parece que su comprador más potente ahora mismo es el Valencia.

No Hay Más Artículos