El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) le ha lanzado un buen órdago al fútbol argentino. En unas declaraciones a una radio argentina, el paraguayo Alejandro Domínguez, máximo responsable federativo del fútbol en el continente, lanzó la sospecha abierta de que Argentina está haciendo la vista gorda con el dopaje en sus competiciones. Todo después de que, en las últimas semanas, la Conmebol haya impuesto duras sanciones a cuatro futbolistas de tres equipos argentinos distintos, que dieron positivo en competiciones internacionales.

Primero cayeron el defensa de de Independiente Nicolás Figal y el centrocampista de Lanús Fernando Barrientos. 9 y 7 meses de sanción respectivamente (y multa de 20.000 dólares, nada desdeñable). Luego fueron sancionados dos jugadores de River Plate, que además está pendiente de jugar las semifinales de la Libertadores y no podrá contar con Camilo Mayada y Lucas Martínez Quarta. Los dos recibieron sanciones de 7 meses y 20.000 dólares. Todos ellos dieron positivo, según los análisis de la Conmebol, en partidos distintos.

Todo esta casuística hizo sospechar a Domínguez. “La Conmebol hace control de doping en el 100%  de sus competiciones. Me llama la atención que sí den positivo cuando compiten internacionalmente, pero no hay en ningún caso positivos en el fin de semana que se juega local“, en referencia a los partidos de las competiciones argentinas. “Hay casos positivos de martes a jueves y no de viernes a lunes”, insistió el máximo responsable del fútbol sudamericano en declaraciones a Radio Mitre.

Para más inri, Domínguez amplió la sombra de la sospecha por el tipo de sustancia detectada en los cuatro jugadores argentinos: un diurético, una sustancia que de por sí no mejora el rendimiento pero que se usa para enmascarar el uso de otras que sí lo hacen, y cuyo rastro ayudaría a eliminar a través de la orina. “Los médicos tienen que entender que no hay manera de que vaya a pasar desapercibido nada. Hablamos de productos demasiado básicos. A esta altura, tomar diuréticos es imperdonable. Es muy básico”, espetó el presidente de la Conmebol. Todo un marrón de relaciones públicas para la AFA, la federación argentina, y algunos de sus clubes más históricos y distinguidos.

No Hay Más Artículos