Landon Donovan meó en el campo del Estadio Jalisco en el 2004. La selección de Estados Unidos se jugaba la clasificación para los Juegos Olímpicos de Atenas en un torneo en México, y la imagen fue interpretada como un desprecio más del yanqui hacia su vecino del sur, muchos años antes de muros. 13 años después y varios tropezones deportivos y dialécticos de Donovan con el país azteca, el conocido como Capitán América regresa al fútbol profesional con una sorprendente aventura mexicana en el León.

Lo que parecía una broma del club para promocionar su tercera equipación se convirtió poco después en una inesperada noticia: el León se refuerza con el veterano Landon Donovan, que a sus 35 años llevaba 1 y dos meses sin jugar profesionalmente tras una primera vuelta. Supuestamente, Donovan había colgado las botas en el 2014, decepcionado tras quedarse fuera de las últimas citas importantes de la selección estadounidense, sobre todo el Mundial de Brasil. El segundo jugador que más veces ha vestido la camiseta de las barras y estrellas tras el mítico Cobi Jones estaba preparado para vivir de su legado como la gran figura del surgimiento (¿definitivo?) del soccer. Seis veces ganador de la MLS, máximo goleador histórico del equipo nacional con Clint Dempsey, discreto en su paso por Europa (Leverkusen, Múnich, Everton), parecía tener todo hecho para vivir tranquilo de su respetada figura para comentar partidos en el creciente negocio televisivo del fútbol en Estados Unidos.

En vez de eso, Landon Donovan se lanza a la aventura del Clausura mexicano con León. Nadie se vio venir este movimiento del ex del LA Galaxy, que muchos veían como un candidato a la presidencia de la convulsa federación estadounidense. Incluso en marzo, preguntado por un segundo retorno a los campos, dijo que no podía ni perseguir a su hijo por el jardín de su casa. La presión en México no es poca, y el dinero tampoco. Así que lo de Donovan mejor que no sea una gira de despedida porque la cosa puede terminar mal.

“León es un equipo histórico y ganador. No creo en los muros, quiero ir a México, vestirme de verde y ganar trofeos con León”, dijo en Twitter Landon Donovan, queriendo ganarse el favor del público con un mensaje anti-Trump y queriendo hacer olvidar viejas afrentas suyas contra México, tanto en el campo como fuera de él. Meos aparte, goles decisivos de Donovan frustraron a lo largo de los años al Tri. Pero el mayor reproche que el Capitán América le ha hecho a la selección azteca es haberle salvado el cuello camino de Brasil 2014, algo que no fue repercutido en el batacazo estadounidense hacia Rusia 2018.

León debe ser el encore de la carrera de Landon Donovan, tan vital para el fútbol de su país como intrascendente fuera de él. México es un lugar muy exigente para los jugadores extranjeros, y el estadounidense tendrá todos los ojos puestos en él por su condición de foráneo y de gringo. Y además, lleva sin jugar con regularidad 3 años. No está mal el reto para el Capitán América…

No Hay Más Artículos