Un paseo por las tiendas más turísticas del barrio de La Boca sirve para ver la dimensión de Carlos Tévez en el imaginario colectivo del equipo que lleva el nombre de la zona de Buenos Aires. No es raro ver su figura al lado de la de Maradona en camisetas y en figuritas de recuerdo. Incluso también con Riquelme, aunque seguramente ninguno de los tres estaría cómodo en la compañía del otro. Tal es la dimensión del Apache, en plena ola tras su enésimo regreso a Boca Juniors después de su paseo millonario por China. Así que hay que poner en contexto el tremendo golazo de Ignacio Scocco para el gran rival, River Plate, capaz de eclipsar el reencuentro goleador de Tévez con Boca.

Ante Olimpo, Scocco dejó a rivales por el suelo con la facilidad con la que nos deshacemos del tíquet de la compra. El delantero de River Plate hizo un eslalon que llevó al delirio a la afición de los Millonarios, necesitados de un poco de autoestima tras el bajón del final de la temporada pasada. En Argentina ya hacen campaña para que el tanto de su compatriota sea candidato al mejor del año, y eso que apenas estamos en febrero. “Me regateó hasta a mí”, dijo su compañero Lucas Pratto. Scocco ya tiene 32 años y una larga trayectoria en Argentina y Brasil, y nunca se había visto en una similar, ni siquiera cuando le hizo cinco goles al boliviano Jorge Wilstermann en la pasada Libertadores.

Scocco marcó también el primer gol ante Olimpo, un buen golpeo desde 25 metros que palidece en belleza ante el segundo. “Lo más importante es que mis goles sirvieron para conseguir los tres puntos. Ahora hay que tratar de empezar a ganar seguido para descontarle puntos a los de arriba”, dijo el chico que ama más a Newell’s que a otra cosa, y que cree que con el equipo de Rosario hizo otro tanto aún más bonito que el que ha dado la vuelta al mundo y deja a Tévez en una nota a pie de página.

Es más, se habla más de la fiesta de cumpleaños de Tévez que de su gol a San Lorenzo. Boca empató con el gol del Apache en un partido polémico, donde los Cuervos se quejaron de unas nuevas decisiones arbitrales perjudiciales en su contra. Los de Almagro vienen quejándose amargamente del tema. A Tévez no se le ocurrió cosa mejor que invitar a medio Boca y al presidente de la AFA a la fiesta, alentando las críticas de tratamiento arbitral de favor. Hasta el hat-trick de Lautaro Martínez (la nueva gran estrella del fútbol albiceleste) para Racing compite con Tévez. Pero esta semana en Argentina es la semana de Scocco.

No Hay Más Artículos