Leo Messi marcó tres goles en el único amistoso de Argentina antes de Rusia 2018 (el otro ante Israel quedó suspendido, para sorpresa de nadie). El último de ellos vino de un pase que el 10 no suele recibir y que es el más sencillo de dar: encontrarle en el interior del área después de que la Pulga te la hubiera entregado a ti. Eso hizo Cristian Pavón, el joven talento de Boca Juniors, para regocijo de Messi, su seleccionador Jorge Sampaoli y los argentinos en general. Después del partido ante Haití, Leo decidió darle un elogio al chico Pavón, y es ha bastado para que los rumores se disparen y sitúen al extremo en el Barcelona.

“La verdad que encontré un nuevo socio en Pavón. Es muy bueno. Vive yendo al espacio, desmarcándose a a espalda de los centrales. Es muy rápido y diferente a lo que hay en el plantel”, dijo Messi sobre el meritorio Cristian tras aquel partido. Pavón cierra el ataque de Argentina, con Dybala, Higuaín, Agüero, Di María y el propio Messi. De ese grupo, el primero nunca ha rendido al mismo nivel que en su club con la albiceleste, el segundo carece del respeto de buena parte de la afición, el tercero y el cuarto son una incógnita física. Pavón es sangre fresca, con Lautaro Martínez la promesa más firme del fútbol argentino, que ha permitido a Boca Juniors ser campeón a pesar de la decepcionante vuelta a casa de Carlos Tévez.

Quizás sea por el hecho de que vaya a jugar pocos minutos y para eso es mejor tener a Cristian Pavón que a Icardi en el banquillo. Quizás sea que Pablo Aimar, en su rol de ayudante de Sampaoli, haya entendido en el chico de Boca las cualidades que necesita Messi para (además de Banega y Lo Celso), tener alguien al que darle la pelota con garantías de al menos no empeorarla. Sólo el paso de los partidos en la Copa del Mundo responderán a esta incógnita. “Cristian es un jugador que tiene características muy especiales para la comunicación con Messi, porque va muy bien al espacio y se ofrece todo el tiempo. Estamos muy esperanzados con él y con la sociedad que establezcan”, dijo Jorge Sampaoli, aumentando el hype sobre Pavón.

El caso es que la prensa argentina ha llevado la cosa al extremo de que Leo Messi ha hablado con la directiva del Barcelona para que le eche un ojo a Cristian Pavón. Según TyC Sports, el italiano Ariedo Braida (un ente extraño en la secretaría técnica del Barcelona en las últimas temporadas) se encontrará próximamente con un representante del futbolista argentino, que tiene una cláusula de rescisión de 36 millones de dólares. El Barça se supone que destinará todos los recursos posibles a contratar a Griezmann, y viene de hacer un desembolso gigantesco por otro joven extremo llamado Dembèlè. Pero si Messi ha visto algo en Pavón…

No Hay Más Artículos