Giannis Antetokounmpo iba a ser una de las grandes estrellas del Eurobásket. Después de la temporada de su consagración como superestrella de la NBA, había curiosidad por saber hasta dónde podría llegar Grecia de la mano del portento de los Bucks. Pero una misteriosa lesión de rodilla le ha dejado fuera del torneo continental, ha desatado una guerra entre la federación helena y los de Milwaukee, y de paso deja aún más huérfano de estrellas al Eurobásket, que ya acumulaba un buen puñado de bajas ilustres.

“Es, de lejos, la mayor decepción de mi carrera. Debo asumirlo. El año pasado [Juegos Olímpicos] pude congelar mi extensión de contrato. Este año, no tuve opción. La selección griega es mi equipo preferido. No hagamos de esto más de lo que es”, escribió en idioma heleno Antetokounmpo en su cuenta de Facebook. El mensaje encontró réplica casi inmediata en la federación griega de baloncesto. Y la batalla quedó abierta con Milwaukee, la tierra de las acerías y la cerveza. “Una serie de pistas nos había convencido de la existencia de un plan organizado por el equipo de Antentokounmpo, con el pleno conocimiento (si no el estímulo) de la NBA, que puso al atleta en el lugar y lo obligó a anunciar hoy que ya no forma parte de la selección nacional masculina”, dicen los responsables griegos.

Antetokounmpo no se presentó a los entrenamientos de la selección griega aduciendo un dolor en una rodilla. Ahora, está en China por unos compromisos publicitarios y de la NBA. Esto parece ser la verdadera razón de su ausencia en el Eurobásket. Esta temporada entra en juego el nuevo contrato de 4 años y 100 millones de dólares que el Greek Freak acaba de firmar con los Bucks. Además, se juega otros 50 millones extra en un jugoso nuevo contrato publicitario al acabar su relación con Nike. ¿Demasiado para poner jugárselo en el Eurobásket?

La ausencia de Antetokounmpo deja al torneo europeo sin otra de sus grandes estrellas. La lista de ausencias por lesión u otros motivos es extensísima. Sólo en España, la lesión de Llull llegó tras las renuncias de Rudy Fernández, Mirotic, Felipe Reyes, Calderón… Serbia no podrá contar con Bjeliça ni Jokic. Francia se queda sin Gobert, Batum y Causeur. Turquía no podrá contar con Ilyasova. Croacia lamenta las bajas de Tomic, Hezonja y Zizic.  Y luego está Italia: tras saber que no podrían estar Gentile ni Bargnani en el Eurobásket, se quedaron sin su mejor jugador, Danilo Ganillari, por su absurda pelea en un partido de preparación. Se rompió la mano dándole un puñetazo a un rival. Eso sí que fue una batalla, y no lo de los Bucks y la federación griega.

No Hay Más Artículos