Rafa Nadal y Roger Federer, los dos máximos aspirantes al penúltimo Masters 1000 de la temporada, prosiguen su camino hacia la gran final de Shanghai sin apenas despeinarse. Ambos han liquidado sus partidos de octavos por la vía rápida y consolidan así su favoritismo de cara a la conquista del torneo chino.

El tenista español ha dado buena cuenta de Fabio Fognini, uno de esos elementos de los que nunca sabes qué cara ofrecerán. No arrancaba mal el italiano, tolerando largos peloteos con Rafa e incluso rematándolos con estilo. Algo que le sobra, pero lamentablemente es casi lo único…

Porque aunque Fognini sea capaz de esos flashes esporádicos, le falta constancia a lo largo de los encuentros. Precisamente, una de las mayores virtudes del número uno del mundo. Nadal movió al italiano con paciencia hasta provocar sus errores, que se sucedían uno tras otro hasta el marcador definitivo de 6-3 y 6-1.

Por su parte, Federer ha derrotado a Aleksandr Dolgopolov, un individuo del estilo de Fognini. El suizo no ha cedido ni una sola vez su servicio hasta alzarse con el triunfo por 6-4 y 6-2. De hecho, el duelo comenzó con una rotura de saque a favor del helvético y desde entonces manejó la situación a su antojo.

En cuartos, Nadal se medirá con Grigor Dimitrov, verdugo del estadounidense Sam Querrey. El español y el búlgaro ya se vieron las caras la pasada semana en Pekín, en el que posiblemente fue el obstáculo más duro para el mallorquín hacia su conquista final. El próximo escollo de Federer es el irregular francés Richard Gasquet, triunfador sobre su compatriota Gilles Simon.

También se encuentra en esta ronda otro español, Albert Ramos, que derrotó al germano Jan-Lennard Struff por 7-6 y 6-4. El catalán se enfrentará ahora a Marin Cilic. Completa el cuadro el choque entre Juan Martín del Potro y Viktor Troicki.

No Hay Más Artículos