Roger Federer le tiene tomada la medida a Rafa Nadal en este 2017. El suizo se ha impuesto al español en la final del Masters 1000 de Shanghai gracias a una sensacional actuación, intratable al servicio y conectando numerosos ganadores. Por primera vez en su carrera, Federer ha superado a Nadal en cinco duelos consecutivos, incluyendo todas las finales en las que se han visto las caras durante esta temporada.

Las primeras imágenes no anticipaban una jornada fácil para Rafa. El balear saltaba a la pista con un vendaje en su rodilla derecha, mal presagio de cara a competir en una de las canchas más rápidas del circuito. Y nada más arrancar, el primer golpe. Federer conseguía un break que le colocaba rápidamente al mando. Su poderoso saque hizo el resto durante el set inicial.

A diferencia de la últimas semanas, Nadal era incapaz de mantener el ritmo en los intercambios más largos del encuentro. Federer le tenía cogida la medida, igual que había sucedido en Melbourne, Miami o Indian Wells. Así, en el segundo set se mantuvo el guión, con el helvético logrando dos roturas de servicio, una muy pronto y la otra en el último juego.

El manacorí claudicó y, aunque mantiene su número uno mundial y ve frenada una impresionante marcha en pista rápida, deberá ir a por todas en el próximo Masters 1000 de París. Federer sigue al acecho del trono, sumando hoy su victoria 700 en pista rápida e igualando los títulos ATP de otro mito, Ivan Lendl. Queda poca temporada por delante pero todavía mucho por disputar.