Marieke Vervoort era una mujer de una actividad deportiva imparable. Baloncesto, triatlón, buceo… Hasta que su cuerpo empezó a traicionar ese espíritu, con una misteriosa degeneración que la dejó tetrapléjica. La belga se refugió en el deporte paralímpico y cumplió su sueño: se proclamó tres veces medallista olímpica, dos veces en Londres 2012 y otra en Río de Janeiro 2016. Peo ya en esta última ocasión el dolor era más fuerte que cualquiera de sus rivales. Vervoort lleva tiempo resistiéndose a la derrota final, la única que importa , y se prepara para abrarla. Una de las grandes estrellas del deporte en Bélgica está dispuesta a poner fin a su dolor y, con él, a su vida.

«No quiero sufrir más. Es muy difícil para mí. Cada vez me deprimo más y más. Nunca había tenido estos sentimientos antes. Lloro muchísimo. Ahora, incluso mi vista está desapareciendo. Un óptico me vio y me dijo que no había nada que él pudiera hacer, ya que el problema venía de mi cerebro. Entonces una neuróloga estuvo conmigo toda la noche mientras yo tenía un espasmo tras otro. Después me dijo que eso que me estaba pasando no era un ataque epiléptico, sino mi cuerpo gritando ‘Tengo mucho dolor, no puedo más'», narra Marieke Vervoort al diario inglés The Telegraph. En la misma entrevista, la velocista en silla de ruedas anuncia que tiene los papeles preparados para someterse a una eutanasia, una muerte digna que está regulada en Bélgica desde el 2012.

Vervoor ya había mostrado su intención de poner fin a su vida antes de los Juegos de Río. Pero eso no le impidió ganar una nueva medalla, que le dio nuevos ánimos para afrontar su continuo deterioro, una tetraplejia que empezó a manifestarse con problemas de infecciones en el talón de Aquiles y que pudo empeorar tras un problema vertebral que nadie acabó de explicarse. «Cuando llegue el momento, cuando tenga más días malos que buenos, entonces utilizaré mis papeles de eutanasia», dijo Vervoor tras subirse al podio en Brasil. Una de las personalidades deportivas más famosas de Bélgica, reciente autora de una biografía de éxito contando toda su experiencia, la atleta que pudo con todos los obstáculos salvo su dolor está dispuesta a un último sacrificio.

No Hay Más Artículos