Si alguien puede frenar a Roger Federer en Australia, todo parece indicar que ése es Marin Cilic, quien ha ha alcanzado su segunda final de Grand Slam en apenas medio año después de arrasar al británico Kyle Edmund en tres sets y acceder así al encuentro definitivo en el Open de Australia. Confirmó, por lo tanto, las extraordinarias sensaciones que había mostrado en el duelo anterior ante el dueño del trono de la ATP, Rafael Nadal.

Edmund, nacido en Johannesburgo pero representante número dos del Reino Unido tras Andy Murray, había protagonizado una de las trayectorias más interesantes de este 2018 en Melbourne, dejando a su paso a Grigor Dimitrov (vencedor de la última Copa Masters) o Kevin Anderson (finalista del US Open 2017). Pero ante Cilic no tuvo respuesta.

El balcánico de 29 años se llevó el primer set en un abrir y cerrar de ojos (6-2), rematándolo con un golpe de derecha descomunal e incluso provocando algún gesto cuestionable entre la grada, que tal vez esperaba más igualdad en un enfrentamiento de semifinales. Edmund debió captar el mensaje y el panorama cambiaría en la siguiente manga.

El equilibrio reinaba por fin en la Rod Laver Arena, con un veterano Cilic aguantando los intentos de reacción del novato Edmund. Ambos mantuvieron su servicio hasta la muerte súbita, donde el británico de 23 años recién cumplidos pagó la novatada. El croata lo celebró como si de la victoria de tratase, porque un 0-2 en el marcador ya parecía demasiado reto para su rival (más aún cuando acudió al vestuario a calmar unas molestias físicas).

No se equivocaba Cilic, porque a diferencia de otras rondas anteriores (en la tercera, ante Basilashvili), esta vez Edmund tiraría la toalla. El que será con total seguridad número 3 de la ATP a partir del próximo lunes cerró la jornada con otro implacable 6-2 y volverá a una final de Grand Slam después de caer ante Roger Federer en el último Wimbledon. Ahí se medirá de nuevo al suizo o al joven surcoreano Hyeon Chung, que aspira a seguir completando la gran sorpresa del Open de Australia.

No Hay Más Artículos