Se aproxima una revolución en el mundo de la raqueta. La Federación Internacional de Tenis (ITF por sus siglas en inglés) ha anunciado la transformación de la Copa Davis en un nuevo Mundial de tenis gracias a la colaboración con el grupo inversor Kosmos, fundado por Gerard Piqué. Este campeonato, que empezaría a celebrarse en 2019, enfrentará a 18 selecciones nacionales durante una semana de noviembre, fechas en las que suele celebrarse la final del torneo tradicional. 

El formato sería de round-robin, el clásico todos contra todos que se emplea en las ATP World Cup Finals, que continuaría con eliminatorias de cuartos de final y así sucesivamente. Estos duelos se decidirán a través de dos partidos individuales y otro de dobles al mejor de tres sets. Los participantes saldrán de las 16 naciones clasificadas actualmente en el Grupo Mundial, sumándose a ellas otros dos países más. El objetivo que tenía Gerard Piqué y su grupo era revitalizar una competición cuyos viajes y calendario estaba apartando a los mejores jugadores de muchas de las rondas de la Copa Davis.

La Junta Directiva de la ITF aprobó por unanimidad el proyecto de Kosmos, cuyo plan se extenderá a 25 años y con una inversión de 3 billones de dólares (2.438 millones de euros). Ahí se incluirán grandes aumentos económicos en los premios para los tenistas y también para los miembros de la ITF, así como otros programas de desarrollo del tenis y de su base. La empresa de Piqué cuenta con el respaldo de Hiroshi Mikitani, presidente de Rakuten, compañía japonesa que patrocina al Barcelona. 

David Haggerty, mandamás actual de la ITF, aclaró que su visión “es crear un gran final de temporada, que sea un festival de tenis y entretenimiento, y que cuente con los mejores jugadores del mundo representando a sus naciones”. Por su parte, Piqué no ocultó su satisfacción por el acuerdo: “Kosmos está encantado de unirse en esta emocionante sociedad con la ITF. Juntos podemos elevar la Copa Davis por BNP Paribas a nuevos niveles, al crear una imperdible final de la Copa Mundial que contará con las mejores naciones y los mejores jugadores”. 

Conocida la emoción de las personalidades y empresas involucradas, queda por conocer la reacción de los tenistas. Aunque desde hace tiempo se reclamaban cambios en el actual formato de la Copa Davis, esto contempla una carga elevada de partidos en el último mes de competición de la temporada, al que muchos jugadores llegan fundidos o con molestias. Posiblemente habrá voces a favor y otras no tanto, pero la revolución en el tenis está a punto de comenzar. 

No Hay Más Artículos