La gran promesa del tenis argentino cada vez lo es menos y empieza a convertirse en una realidad. Diego Schwartzman ha conquistado su primer título ATP 500 en la tierra batida de Río de Janeiro tras superar con extrema solvencia al  veterano y ex top 10 Fernando Verdasco en la final por 6-2 y 6-3. Gracias a su victoria, el bonaerense estrena desde este lunes su condición de top 20 mundial. 

El arranque del partido supuso un espejismo, pues el madrileño de 34 años obtuvo un break en el primer juego. Sin embargo, Schwartzman es considerado por algo uno de los mejores restadores del circuito y respondió de inmediato. A partir de ahí fue un coser y cantar para el argentino, armado de paciencia y supremo al contraataque. Ni rastro del Verdasco que había aplastado a Thiem o Fognini días atrás

El público esperaba una reacción de Verdasco en la segunda manga, pero su ansiada rotura volvía a evaporarse a toda velocidad. Schwartzman restaba más del 90% de sus saques y así Verdasco era incapaz de dañar a su rival. Poco a poco se fue desmoralizando tanto que muchos de sus golpes quedaban cerca de la red, auténticos regalos para un Peque agigantado. Lejos queda la mejor versión del español, ahora más conocido en su país por los titulares de la prensa del corazón que por sus victorias en las canchas de tenis. Así pues, una victoria muy justa en territorio enemigo, Brasil, donde nadie consiguió arrebatarle un set. 

Y como el día estaba para los estrenos, Delray Beach coronó a una de las más grandes esperanzas norteamericanas del mañana. Frances Tiafoe ganó allí su primer título ATP a sus 20 años, superando en la final de la pista estadounidense al alemán Peter Gojowczyk por 6-1 y 6-4. Antes, el joven de Maryland había dejado en el camino a Juan Martín del Potro, Hyeon Chung y Denis Shapovalov. 

Antes que Schwartzman y Tiafoe, el ruso Karen Khachanov levantó el segundo trofeo de su corta carrera en Marsella, estropeando la fiesta francesa al derrotar en el choque decisivo al local Lucas Pouille por 7-5, 3-6 y 7-5. Khachanov extiende así un palmarés que iniciara con el Abierto de Chengdu en 2016. 

No Hay Más Artículos