El torneo de Indian Wells es el primer Masters 1000 de la temporada tanto en la ATP como en la WTA. Un campeonato al que, salvo lesión, suelen acudir todas las grandes raquetas de ambos circuitos. Por ello, quizás nadie esperase que en las dos primeras jornadas se produjesen las derrotas de algunos de los principales favoritos de ambos cuadros, en algunos casos eliminaciones de difícil explicación. 

Respecto a esto último, el primer ejemplo que viene a la cabeza es el de Novak Djokovic. El serbio, actual número 13 de la ATP y que intenta recuperar su mejor versión de antaño, cayó en la tanda dominical ante el japonés Taro Daniel, clasificado 103 y que acribilló al balcánico con un rotundo 6-1 en el tercer y definitivo set. Antes del torneo, Djokovic señaló que su objetivo principal era “recuperar la confianza” pero se despidió felicitando al nipón y con palabras desalentadoras: “Me he sentido como si fuera mi primer partido en el circuito”

Pero Djokovic no está solo en su temprano adiós a Indian Wells. Grigor Dimitrov y Alexander Zverev parecen empeñados en dar la razón a quienes sostienen que lo difícil no es alcanzar la cima, sino mantenerse en ella. El búlgaro, uno de los grandes protagonistas del final de la temporada pasada, lleva todo 2018 dando tumbos y también se despidió a las primeras de cambio de las pistas californianas, ante un Fernando Verdasco en línea ascendente

Más sangrante aún es lo de Zverev, triste habitual en las cabeceras de las últimas semanas por su cruce de declaraciones con Juan Carlos Ferrero. El germano fue incapaz de cerrar el encuentro ante un alérgico al asfalto como Joao Sousa cuando vencía por 4-1 en el tercer set, demostrando una vez más sus alarmantes lagunas de concentración. Sea por exceso de confianza o incluso por arrogancia, Zverev necesita reaccionar, y rápido. 

Quizás no tanto como los anteriores pero otra derrota bastante sorprendente en el arranque de Indian Wells fue la del francés Lucas Pouille, número 12 del ranking y ya ganador de torneos ATP en este año, contra el indio Yuki Bhambri. Pouille señaló tras el encuentro “haber llegado cansado” a Indian Wells. Por su parte, Kei Nishikori se retiró del torneo antes de debutar contra Leonardo Mayer…

Y si en el cuadro masculino las decepciones se reparten, en el femenino se concentran en la figura de Garbiñe Muguruza. La española continúa con su irregular curso y quedó eliminada en primera ronda ante la local Sachia Vickery, que a su vez caería en su posterior compromiso. Al finalizar, explicó que “aprendería mucho” del duelo, y de verdad lo precisa, porque su temporada no termina de arrancar. 

No Hay Más Artículos