Juan Martín del Potro está de vuelta. El tenista argentino ha conquistado el Masters 1000 de Indian Wells, el primer título de esta categoría en toda su carrera, tras superar a Roger Federer en una apoteósica final, larguísima y en la que ambos jugadores levantaron varias bolas de campeonato para su rival. Una verdadera oda al deporte que sirve para confirmar el regreso de Delpo a la élite del tenis después de varios años maltratado por las lesiones. 

Como él mismo reconoció, Federer tuvo que vivir un partido durísimo en las semifinales ante el joven Borna Coric, y el comienzo de la batalla ante Del Potro iría por el mismo camino. El argentino lleva varias semanas ofreciendo un tenis excelso y suyo sería el primer gran golpe del partido, un temprano break que resultaría decisivo en la manga inaugural. La Torre de Tandil golpeaba la pelota con tal violencia que ni siquiera el número uno de la ATP era capaz de defenderse. 

El segundo set se convirtió en un ejercicio de saque para ambos jugadores. Federer no podía permitirse otro error en forma de rotura rival y Delpo mantuvo su rendimiento anterior hasta garantizarse el tie-break. Ahí saltaron chispas de verdad. El suizo discutía con el colegiado y el argentino se mosqueaba por la actitud del público, claramente inclinado hacia su rival. El de Tandil contó ahí con su primera opción de llevarse el torneo, pero un enfurecido Federer sacó a relucir su magia para enviar el choque a la tercera y definitiva manga.

Ahí Del Potro sacaría matrícula de honor en una auténtica prueba de fuego. Con el partido empatado a 4, Federer conseguía su primera y única rotura en todo el encuentro y se disponía a sacar para levantar el trofeo por segundo año consecutivo. Pero entonces el argentino revivía milagrosamente y forzaba una nueva muerte súbita, en la que el helvético se vendría abajo sin remedio: dos dobles faltas como prueba más evidente de ello. Los imparables martillazos de Delpo harían el resto. 

Es un año plagado de decepciones en la ATP, de más y más lesiones y demasiadas noticias negativas. Una serie de infortunios en los que no se encuentra Juan Martín Del Potro, uno de los nombres propios en lo que va de 2018, desde ya mismo el primer argentino de la historia en ganar Indian Wells. Y los campeonatos que le quedan por delante. 

No Hay Más Artículos