Lewis Hamilton logró la primera pole de la temporada 2018 en el Gran Premio inaugural, el que se disputará en las próximas horas en el circuito australiano de Albert Park. El británico aventajó a los Ferrari de Kimi Raikkonen y Sebastian Vettel en casi un segundo, dejando muy claro que pretende imponer su autoridad desde el principio. Sin embargo, la gran noticia en la pista de Melbourne fue el gran rendimiento de los dos vehículos del equipo Haas, que saldrán en la tercera línea de la parrilla. Tanto, que su sorprendente clasificación ha provocado comentarios que, por supuesto, obtuvieron respuesta. 

Uno de los más atrevidos fue Fernando Alonso, que saldrá en décima posición, justo por detrás del otro español, Carlos Sainz. “Sabíamos que serían la sorpresa de este año porque son casi una réplica del Ferrari del año pasado. Por tanto, serán muy rápidos en la primera parte del campeonato y estarán detrás de los equipos de delante”, explicó el asturiano en referencia al equipo norteamericano. Obviamente, sus palabras iban a encontrar la réplica de la gente de Haas, que en pretemporada ya anunciaban que iban a poder estar de mitad de tabla para arriba.

A FernandoAlonso le molesta que estemos al frente. He estado en McLaren y he visto su infraestructura. En comparación, somos modestos. Posiblemente el equipo más pequeño de la parrilla y, si no tenemos el presupuesto más bajo, es uno de los de la cola”, respondió el danés Kevin Magnussen, un habitual de las grescas en el paddock. Más suave fue su compañero, Romain Grosjean, aunque también consideró injustas las palabras del español: “No es cierto y no es agradable para las personas que crearon nuestro coche. Habrá similitudes pero estamos construyendo nuestro propio vehículo”. 

Al margen del pique de Alonso con los Haas, Hamilton y Vettel rememoraron tiempos pasados en la rueda de prensa posterior a la clasificación. El británico contestó al alemán cuando este le preguntó sobre su estrategia en cierto momento, una respuesta que dejó sin habla al germano y su compañero Raikkonen con su habitual cara de póker. Entre unos y otros, el Mundial empieza por todo lo alto. 

No Hay Más Artículos