Existen ciertas ocasiones en la ATP en las que un título vale muchísimo más que el trofeo, la ganancia económica y los puntos que te llevas para el ranking. Marrakech 2018 es una de esas historias. Porque el protagonista indiscutible de ella es el tenista español Pablo Andújar, un valiente que tras tres años aciagos repletos de lesiones y decepciones ha conquistado el torneo marroquí después de superar en la final a Kyle Edmund por un soberbio 6-2 y 6-2. 

El enfrentamiento contra el jugador nacido en Johannesburgo infundía respeto. Edmund está completando la temporada de su consagración, como demostró en el Open de Australia alcanzando las semifinales. No en vano, actualmente ocupa la posición 26 en la ATP y subiendo. Pero poco le importó ese currículum a Andújar, que saltó a la pista sin presión y siendo consciente de que la superficie podría ser su aliada. Y así sucedió, desde los primeros compases.

El conquense dominaba desde el fondo a un Edmund totalmente sorprendido, obteniendo dos breaks consecutivos que encarrilaban el primer set a su favor. El británico respondía con otra rotura pero sería un mero espejismo, pues el español exhibía una mayor eficacia de todos los movimientos y golpes sobre polvo de ladrillo. El claro 6-2 en la primera manga reflejaba la superioridad de Andújar.

Cualquier atisbo de reacción por parte de Edmund se esfumaba de inmediato en el segundo set, pues el jugador más veterano sobre la cancha rompía nada más arrancar. Con el británico a remolque, Andújar volvió a manejar el ritmo del choque a su antojo, hasta finiquitar la contienda con otro 6-2. Era el final soñado para este tenista de 32 años que ha vivido las últimas temporadas con el fantasma de la retirada en su cabeza. Ahora, con este trofeo en su mochila (tercero en la pista marroquí) se acerca a los 150 mejores de la ATP, cuando dos semanas atrás ocupaba el puesto 598. 

El triunfo de Andújar marca el comienzo de la gira de tierra batida, con todos los ojos colocados ahora en el Masters 1000 de Montecarlo, ya en competición. Mientras los mayores favoritos debutarán a partir del martes, mañana mismo será el turno para Novak Djokovic, que debuta frente a su compatriota Dusan Lajovic. ¿Llegará el punto de inflexión para Nole con el polvo de ladrillo, dejando atrás todos sus cismas con los entrenadores

No Hay Más Artículos