Daniel Ricciardo aterrizó en Azerbaiyán para afrontar el Gran Premio en el circuito de Bakú, todavía resonando en los oídos de los aficionados la espectacular victoria del australiano en el pasado Gran Premio de China. Es el piloto de moda tras demostrar en unas vueltas que el Mundial puede estar abierto por la menor pujanza de Mercedes y, también, que sí se puede adelantar en el soso momento de la fórmula 1. Así que Ricciardo se sentó en la rueda de prensa oficial antes de los entrenamientos en Bakú como la gran atracción del momento. Y el piloto de Red Bull respondió a los rumores que le sitúan fuera de la escudería austríaca y al volante de un Mercedes o de un Ferrari.

Daniel Ricciardo termina contrato esta temporada con Red Bull, y su potencial y ya amplia experiencia a los 28 años, además de su última exhibición en China, le han convertido en un jugoso objetivo para la próxima temporada. Y su nombre sólo se relaciona con la realeza de la fórmula 1 (lo sentimos, McLaren). El australiano, por un lado, se deja querer, y por otro se muestra rotundo sobre los rumores. “No es cierto, eso puedo decirlo”, declaró cuando le preguntaron sobre la supuesta firma de un precontrato con Ferrari para la próxima temporada. “Sólo he hablado con Red Bull. Incluso el año pasado hemos sido muy claros el uno con el otro cuando me dijeron que quería que siguiese. Hemos tenido algunas charlas sobre eso. Me constan los rumores, pero no hay nada más. No son ciertos. Al menos no hasta ahora”, continuó Ricciardo.

Algo más ambiguo se muestra cuando le preguntan por Mercedes. “Me encantaría el desafío contra el mejor, y Lewis Hamilton sin duda está en ese nivel. Tengo un buen desafío ahora con Verstappen [compañero de equipo] y antes con Vettel [al que superó compartiendo Red Bull en el 2014], no quiero decir que es sólo medirme a Lewis lo que busco, pero sería un bonito desafío”, se dejó querer Ricciardo. Los segundos volantes de Mercedes y de Ferrari, ocupados por los finlandeses Valterii Bottas y Kimi Raikkonen respectivamente, son presas fáciles si los directores de las escuderías quieren ir a por Ricciardo.

El australiano fue dos veces tercero en el Mundial de pilotos de fórmula 1, y siendo uno de los más rápidos y espectaculares de la parrilla, su aspiración está clara: “Lo que estoy persiguiendo es ser campeón del mundo. Ese es mi objetivo, mi sueño, y es algo que creo que soy capaz de conseguir, así que si me ofrecen algo que no es en ese sentido, no me interesa”, dijo Daniel Ricciardo, el piloto de Red Bull. Por el momento.

No Hay Más Artículos