Lucas Glover tuvo un muy mal día en el Players Championship. Firmó una ronda de 78 golpes y se quedó fuera del corte del torneo. Lector ávido, el golfista estadounidense bien pudo haber decidido quedarse en el club de Florida a leerse cuatro libros, como hizo en el 2009 durante el US Open cuando la lluvia obligó a los jugadores a recluirse. Porque Glover sabía lo que le esperaba en casa, cerca de allí, en el condado de Ponte Vedra. Krista Glover tiene la manía de cantarle las cuarenta a su marido cada vez que las cosas no le salen como deben. Sólo que esta vez se le fue la mano y acabó en la comisaría.

La mujer de Lucas Glover fue detenida en la noche del sábado, en la casa de la pareja en Florida, después de que Krista se pusiese violenta en su reclamación al golfista profesional por sus pobres resultados. Lucas Glover reportó heridas en un brazo además de los abusos verbales. Las cintas de las llamadas a la policía son ya parte de la historia contemporánea del golf. Krista Glover llamó primero para denunciar a la madre de Lucas, que estaba en la casa con ellos. Cuando la policía volvió a llamar para obtener más información, fue el golfista quien atendió al teléfono. “Soy el marido, el sano de la banda. Mi mujer os ha llamado. Ahora está intentado culpar a mi madre, lo que no es cierto en absoluto. Mi mujer se ha vuelto loca”, se puede escuchar a Glover en la conversación con las fuerzas del orden.

Lucas acusó a su mujer de haber bebido, además. Parece que no es extraño este comportamiento de Krista, según el propio testimonio del golfista. La historia de la pareja puede hacer pensar que Krista tenía muchas esperanzas en la carrera de Lucas (y sus pingües beneficios). La pareja se conoció en el 2011 y a los pocos meses ya estaba comprometida, después de que les presentase un amigo común. Lucas Glover venía de un divorcio y su matrimonio con Krista fue rápido y produjo en seguida dos hijos. Lucas era un prometedor golfista que venía de adjudicarse un major en el US Open del 2009, que conquistó en el 2011 su tercer título en la PGA, pero que después de eso y del matrimonio se vio frenado por las lesiones y los vaivenes de su juego.

Pero sus ganancias suman algo más de 20 millones de dólares, 2 de ellos la pasada temporada, algo más modesta la cuenta por el momento en este 2018. Quizás sea este aspecto lo que tiene a Krista preocupada en exceso por el estado del golf de Lucas Glover. La madre del golfista se negó a presentar cargos a pesar de decir que fue agredida por Krista. “Todo el mundo está bien. Lamentablemente, Krista fue acusada, pero confiamos en que el sistema judicial sea capaz de tratar con lo que realmente ocurrió, y sea liberada en este asunto privado”, explicó Lucas Glover en un comunicado en Twitter. Como si ya no tuviera presión suficiente por sus resultados en el campo.

No Hay Más Artículos