Aunque el marcador decía que el Real Madrid le ganó 85-80 la Final de la Euroleague al Fenerbahçe, en realidad debería indicar que se la ganó a Zeljko Obradovic. El entrenador serbio, que atesora nueve Copas de Europa, es la medida de todas las cosas en el baloncesto que aún tiene la línea de tres puntos a 6,75 metros de distancia. Por eso, ahora que ganó un título frente al genio de la pizarra, que se proclamó MVP del torneo y de la Final Four, Luka Doncic, el genio de 19 años, puede decir que ya ha hecho cuanto podía hacer a este lado del charco y marcharse sin remordimientos hacia Estados Unidos, donde la NBA le espera con los brazos abiertos. 

Aunque no le rodea el aura mágica de su homólogo, la figura de Pablo Laso comienza a merecer también tratamiento de reverencia en las pistas continentales. Siete años y más de 500 partidos ha aguantado el entrenador vitoriano al frente del exigente banquillo merengue y su balance es demoledor: bajo su mando el Real Madrid ha alzado 14 de los 28 títulos que ha disputado, participando en 20 finales. 

El grupo de Laso se ha endurecido a la fuerza, reconstruyéndose con cada lesión. Con los nombres importantes que causaron baja en algún momento (Ayón, Rudy, Randolph, Campazzo…) se podría haber construido un equipo capaz de optar al campeonato. Pero el poderío del Madrid lo confirma la imagen de un Sergio Llull que se pasó toda la temporada en la enfermería y regresó a tiempo para cortar las redes del pabellón de Belgrado en el que se jugó la final. 

Tanto Llull como Doncic vieron desde el banquillo los instantes finales del encuentro. Antes de salir eliminados con la quinta falta personal habían dejado al Madrid con una ventaja que rondaba los diez puntos frente al equipo turco. Pero ante una hinchada hostil y con los otomanos echando el resto, hubo un momento de flaqueza. Wanamaker y Dixon estrecharon el margen hasta los tres puntos en los segundos finales. Finalmente fue el francés Causeur, el mismo que llegó a España convencido por su novia madrileña, quien anotó los dos tiros libres que cerraron el partido y lo hicieron máximo anotador con 17 puntos. 

Aunque la Copa de Europa se festejó como una exhibición coral del equipo español, las cámaras buscaron en todo momento a Doncic, autor de 15 tantos y más que probable número 1 del draft de la NBA ahora que Phoenix Suns tiene la primera elección y ha fichado al entrenador de la selección de Eslovenia como nuevo técnico. El muchacho se marchará a hacer las américas, pero el veterano entrenador se quedará buscando su décimo título particular. 

No Hay Más Artículos