Después de varios meses de altibajos y ese atisbo de esperanza en el reciente Masters 1000 de Roma, Novak Djokovic endereza su recuperación en Roland Garros. El ex número 1 de la ATP ha avanzado a tercera ronda tras superar en un entretenido encuentro al joven balear Jaume Munar, quien debe abandonar París muy orgulloso tanto por este partido como por la eliminación de David Ferrer el pasado lunes. Otro español, Roberto Bautista, espera ahora al tenista balcánico para medir definitivamente sus credenciales de regreso a la élite del tenis mundial. 

Al que le tocó sudar esta vez, y de lo lindo, fue a Alexander Zverev. Después de la aniquilación de Berankis en primera ronda, el alemán ha sufrido bastante para eliminar a Dusan Lajovic, compatriota de Nole. El germano arrancó mal (2-6), lo corrigió después (7-5) pero pareció tambalearse en la tercera manga (4-6). En ese momento al límite, el de Hamburgo quiso demostrar por qué es considerado la principal alternativa al gran favorito, Rafa Nadal; Sascha sometió ahí a Lajovic por 6-1 y 6-2 y progresó a dieciseisavos, donde se enfrentará al bosnio Dzumhur. 

La misma paliza a cinco sets se la pegaron Grigor Dimitrov y Kei Nishikori. El búlgaro batió al estadounidense Jared Donaldson, con un revelador 10-8 en los últimos intercambios, confirmando que no acaba de sentirse a gusto en la arcilla parisina. Por su parte, el nipón se clasificó tras su batalla contra el local Benoit Paire. Mucho menos necesitó otro aspirante, David Goffin, para dar buena cuenta de Moutet, mientras Thiem y Tsitsipas deberán finalizar mañana el supremo espectáculo que estaban ofreciendo (6-2, 2-6 y 6-4 provisional a favor del austríaco). 

En cuanto a los representantes españoles, al margen de los citados Bautista y Munar, destacar las victorias de Pablo Carreño y Fernando Verdasco frente a los argentinos Delbonis y Andreozzi, respectivamente. En el lado opuesto de la balanza, Guillermo García-López, que tras provocar el adiós de Wawrinka sucumbió ante el emergente ruso Karen Khachanov. Aunque posiblemente la cruz del día haya sido para Tomas Berdych: el checo, ex top 10, perdió contra Jeremy Chardy y se despide de la gira de tierra batida sin sumar ni una sola victoria en la superficie. 

No Hay Más Artículos