Un día después de cumplir 32 años, Rafa Nadal sumó su victoria número 900 en el circuito ATP para avanzar a los cuartos de final de Roland Garros, su torneo fetiche. El tenista balear batió sin apenas dificultades al joven alemán Maximilian Marterer, una de las sorpresas de esta edición 2018, y se cita en la antepenúltima ronda con un jugador que apunta a presentar una mayor batalla: Diego Schwartzman. El épico triunfo del Peque ante Kevin Anderson se convierte desde ya mismo en la gran remontada, hasta el momento, sobre la tierra batida de París.

Nadal fue el primero de la jornada en sellar su pase. Marterer amagó en los primeros intercambios pero eso sólo consiguió despertar a la bestia de Manacor, que despachó los dos primeros sets en un abrir y cerrar de ojos. El germano intentó aderezar el marcador en la tercera manga y al menos consiguió llevarla al tie-break, donde el número 1 del mundo volvió a demostrar su habitual superioridad sobre la superficie. Al español le convenía un partido corto por lo que puede avecinarse próximamente…

Porque Schwartzman se ganó poco después el enfrentamiento contra el mallorquín con uno de esos triunfos que potencian la moral hasta el infinito. El jugador argentino parecía derrotado en el tercer set, con 1-6 y 2-6 abajo y Anderson sirviendo con 5-4 a su favor. Pero ahí se enfureció el Peque, que dio la vuelta al choque con una exhibición de fe y tenis. Primero se llevó esa manga por 7-5, la siguiente en el tie-break, y ya en la última, con el sudafricano por el suelo, Schwartzman venció por 6-2 con una extraordinaria demostración de juego al resto

La fiesta fue completa en este lunes para Argentina, único país con dos representantes en los cuartos de final en París. El otro es Juan Martín del Potro, verdugo del estadounidense John Isner por un triple 6-4. El de Tandil se medirá por una plaza en las semifinales con Marin Cilic, segundo cabeza de serie, después de que el croata sofocara otro intento de reacción milagrosa de Fabio Fognini. El balcánico se llevó los dos primeros sets pero el italiano consiguió llegar al quinto, donde su fuelle se acabó. Thiem y Zverev por un lado, y Djokovic y Cecchinato por otro, continúan mañana la acción en la arcilla francesa.

No Hay Más Artículos