Cuesta advertirlo en las fotografías, porque su aspecto infantil no se ha marchitado con el paso de los años, pero Dani Pedrosa llevaba toda una vida en el garaje de Honda. El piloto de Sabadell era sinónimo de la marca alada y un emblema de la casa con la que alcanzó la mayoría de edad personal y profesional. Y son 18 los años que ha durado la relación más longeva en el mundial de motociclismo y que se romperá al finalizar esta temporada. El equipo HRC Honda comunicó este martes que el piloto de 32 años y la marca decidieron “de mutuo acuerdo” separar sus caminos

“A lo largo de los años ha ofrecido información muy útil y feedback a Honda para el desarrollo de sus máquinas y, al mismo tiempo, HRC le ha dado la mejor tecnología y apoyo absoluto en la pista”, explicó el fabricante, calificando la relación de “exitosa” aunque a Pedrosa siempre se le resistió el título de MotoGP. A lomos de una Honda se coronó campeón de 125cc en 2003 y de 250cc en 2004 y 2005. Su salto a la categoría reina despertó suspicacias: el tamaño menudo del piloto pronosticaba dificultades para domar motos más pesadas y potentes. Pese a todo, su talento lo llevó a ganar 31 carreras y lograr tres subcampeonatos en 2007, 2010 y 2012. 

”Quiero agradecer a HRC por todos estos años de gran éxito. He crecido no sólo como piloto, sino también como persona con ellos. En la vida todos necesitamos nuevos desafíos y siento que es hora de un cambio. Gracias HRC”, respondió Dani Pedrosa, quien en su propio comunicado también adelantó que hablará sobre su futuro en el Gran Premio de Montmeló a celebrar desde el 15 de junio. 

Que este era el último año del piloto podía intuirse desde que Alberto Puig fue señalado como relevo de Livio Suppo al frente de la escudería campeona. Puig, que había sido el mentor y protector de Pedrosa en el circuito cuando este aún era un crío, se acabó distanciando de su antiguo pupilo para situarse al lado del huracán ganador que llegaba y tenía el nombre de Marc Márquez. De repente Dani era el veterano que no alcanzaba el resultado deseado y Márquez el joven ungido para reinar y capaz de cumplir con todos los designios. La batalla en el box lleva años decantada y el puesto 12 que Pedrosa ostenta actualmente en el Mundial no hace sino refrendarlo. 

La vacante de Pedrosa en Honda no tardó mucho en cubrirse. Jorge Lorenzo ya ha anunciado que no seguirá en Ducati a pesar de su triunfo en Mugelo, y tardó nada en anunciar Honda que el balear será el compañero de Márquez la temporada que viene. Con Valentino Rossi renovado con Yamaha hasta 2020, otro clásico de la parrilla, Dani Pedrosa, busca una moto para demostrar que el título de MotoGP no es algo que solo pueda ver ya en el retrovisor de su carrera. 

No Hay Más Artículos