Punto de inflexión para el Mundial de Fórmula 1 en el Gran Premio de Alemania. Lewis Hamilton ha obtenido un colosal triunfo en casa de su equipo para celebrar su reciente renovación y, especialmente, arrebatar la primera posición de la clasificación general a su gran rival, Sebastian Vettel. El germano lideraba con bastante comodidad la carrera disputada en el circuito de Hockenheim pero cerca del final sufrió un inesperado accidente, su primer abandono del año y que podría costarle muy caro. El revés del hasta ahora líder de la general lo aprovechó el inglés de Mercedes para vencer remontando desde su decimocuarta posición en la parrilla de salida

Vettel arrancó la prueba abriendo hueco con sus inmediatos perseguidores, su compañero Kimi Raikkonen y el también finlandés Valtteri Bottas. El único capaz de mantener el ritmo del trío de cabeza era Max Verstappen, mientras Hamilton avanzaba puestos poco a poco. Entre lo más destacado en la primera mitad del Gran Premio fue la infructuosa remontada de Daniel Ricciardo, cuyo Red Bull le falló cuando el australiano se acercaba a la cabeza. 

Sin embargo, el verdadero show llegaría con la aparición de la lluvia. Numerosos pilotos tomaron decisiones rápidas al respecto y se equivocaron, entre ellos Fernando Alonso o Charles Leclerc. El joven monegasco y Sergio Pérez evitaron el abandono in extremis, pues las gotas empezaban a hacer estragos sobre la pista. Nadie esperaba, en este sentido, el protagonista del siguiente accidente; Vettel perdió el control de su Ferrari en la vuelta 53 y se estrelló contra las barreras, con el consiguiente vuelco de la situación de carrera

A partir de ahí, la estrategia de Mercedes se puso en marcha. Ya con Hamilton en las primeras posiciones, desde su box informaron a su compañero Bottas que ejerciese de escudero del británico, tapando las posibles embestidas de Raikkonen. El escandinavo acató la orden y bloqueó a su compatriota, mientras el jefe de filas se dirigía hacia una sensacional victoria, la primera de alguien que salía desde tan atrás. Así Hamilton devuelve el golpe a Vettel, que le había batido en su tierra hace nada y, de paso, le mete un buen colchón de puntos al alemán (188 por 171). 

Por su parte, no fue un buen Gran Premio para los intereses de los españoles. Alonso se retiró en la última vuelta y Carlos Sainz finalizó duodécimo, fuera de los puntos. Afortunadamente, no hay tiempo para lamentos ya que el próximo fin de semana podrán reconducir la situación en el circuito de Hungaroring. Todos los protagonistas llegarán a Hungría con un radical cambio en el panorama general de la Fórmula 1, con Hamilton como nuevo líder de la clasificación y un Vettel con presión para enmendar su error

No Hay Más Artículos