A la UCI no le ha gustado demasiado lo que se ha visto en el último Tour de Francia, dos ciclistas del Sky jugueteando con la idea de quién sería el ganador final manteniendo una tradición instaurada que dura ya casi una década. Por eso, en una entrevista con el diario suizo Les Temps, el nuevo presidente del organismo que rige el ciclismo mundial, David Lappartient, afirmó que la UCI está considerando medidas para hacer el Tour más atractivo, como escaparate principal del ciclismo en todo el mundo. Y se ha encontrado con que voces del pelotón, incluso rivales del Sky, no están muy de acuerdo.

“Debemos reducir aún más los equipos, a seis corredores, para que la medida sea realmente efectiva [en esta edición, los equipos del Tour de Francia tuvieron 8 miembros y no 9 como era habitual]. Lanzaremos un estudio sobre el atractivo de la carrera, hay muchos aspectos que considerar. ¿Deberíamos prohibir la comunicación con los ciclistas que mata la iniciativa, o sus sensores de potencia que les controlan? ¿Deberíamos reconsiderar el formato de las escaladas? Tenemos que analizarlo todo”, declaró David Lappartient a Les Temps. El presidente de la UCI parece ir directamente a la línea de flotación del Sky también cuando coquetea con la idea de un límite salarial.

El enconado enfrentamiento entre Lappartient y el equipo británico está establecido desde los primeros días de la candidatura del francés y sus primeros días como responsable del ciclismo mundial. Sir Dave Brailsford acusó a Lappartient de “tener la mentalidad de un alcalde francés” (realmente lo es, de la ciudad de Sarzeau) después de que el presidente de la UCI insinuara que fue el dinero del Sky lo que permitió a Chris Froome escapar de la sanción por su positivo en la Vuelta a España del año pasado. El tira y afloja no tiene pinta de que vaya a terminar pronto si la UCI consigue sacar adelante alguna de estas iniciativas para dar mayor emoción al Tour de Francia. “Creo que podemos regular los salarios de los equipos para equilibrar fuerzas. Porque el Sky tiene a Geraint Thomas, Chris Froome y a Egal Bernal, que pueden ser primero, segundo y tercero del Tour de Francia”, espetó Lappartient.

El presidente de la UCI también quiere que otras pruebas como el Giro de Italia o el entero circuito de clásicas (“Las carreras más emocionantes, donde el ganador no se conoce de antemano”) tengan la misma repercusión que el Tour de Francia en mercados globales como Estados Unidos. Algunas de esas ideas no han sentado bien en el pelotón. Mientras Thomas de Gendt ironizaba sobre las condiciones extremas para hacer la carrera más divertida para el espectador (“sólo 4 marchas” en las biciclestas o “nada de cenas”), corredores como Michal Kwitakowski criticaba que a la UCI no le parece aburrido que Petr Sagan gane siempre en otro tipo de pruebas que no sea el Tour. El globo sonda lanzado por Lappartient tiene aún que mejorar sus resultados.

No Hay Más Artículos