¿Quién puede callar a LaVar Ball? Se desconoce la respuesta. Los medios deportivos estadounidenses han vivido meses enteros al dictado del patriarca de la familia Ball, un bocazas de nivel all star que además se siente legitimado tras cumplir la profecía con la que martilleó durante un año todos los micrófonos que se le pusieron a tiro. “Mi hijo Lonzo va a jugar en Los Angeles Lakers“, afirmaba como si aquello fuese cosa del destino mientras el muchacho aún botaba el balón como base de los Bruins de UCLA. Un número 2 del draft después, LaVar se rió de los incrédulos.

Aún tiene dos hijos más que sentar en el vestuario oro y púrpura, LiAngelo y LaMelo. Así que antes de tener que soportar otro interminable tour mediático del pater familias, alguien ha tenido la brillante idea de darle un programa entero para él y los suyos.

Se trata de un reality show cuyos dos primeros capítulos se acaban de estrenar en Facebook. Aquí podéis ver el tráiler:

Ball In The Family“, que así se llama el programa, consistirá en capítulos semanales difundidos a través de Facebook Watch, la apuesta para la difusión de contenidos audiovisuales de la mayor red social del mundo. Seguro que no es casualidad que los productores de la serie sean los mismos de “Keeping Up With the Kardashians“. La de los hermanos baloncestistas y la de las reinas del glamour son en este momento las dos familias estadounidenses más relevantes, por encima de los Kennedy.

Con un poco de fortuna, el programa nos ayudará a entender por qué LaVar Ball se comporta así, por qué parece que siempre busca pelea con todo el mundo y por qué, al modo de Belén Esteban, él por sus hijos ma-ta. La vida de su familia tras el infarto que mermó la salud de la madre, las carreras de los dos hermanos pequeños de Lonzo, el porvenir de Big Baller Brand (su propia marca de ropa y calzado deportivo)… Son varios los temas que pueden ayudar a soportar una dosis aún mayor del indigesto LaVar.

Todo eso y la esperanza de que un día se pase Michael Jordan por el programa y diriman sobre la cancha su cruce de declaraciones de este verano. El padre más famoso del baloncesto aseguró que sería capaz de ganarle a Jordan un uno contra uno con una mano atada a la espalda. “No creo que pueda, ni aunque yo tuviese una sola pierna”, replicó el 23.

Todo el mundo reza para que se produzca el encuentro y así alguien, por fin, le cierre la boca a LaVar Ball.