El mercado de fichajes en Europa se cierra al alza. Si fuera la Bolsa, las acciones se han inflado en una orgía de venta que algunos analistas transformarían pronto en amenaza de burbuja y crisis inminente de estallido. Pero esto es fútbol, y la fiesta debe seguir, por muy loca que se haya puesto. Los récords de gato han caído uno tras otro, varios futbolistas se han convertido en los más caros del mundo, la Premier League continúa imponiendo un músculo financiero que después difícilmente se plasma en el verdadero nivel de sus jugadores/equipos…

La Premier League se ha gastado 1.500 billones de euros este verano, casi el doble que la segunda liga con mayor inversión (ojo, la Serie A italiana). Francia aparece en tercer lugar (650 millones, la mitad solo del PSG) y la española cede también ante la alemana porque faltó el habitual empuje multimillonario del Real Madrid. Estos son los 10 futbolistas más caros del mercado de fichajes que acaba de cerrar. Sólo el tiempo dirá si semejantes dispendios merecieron o no la pena…

  • Neymar: 222 millones de euros. El fútbol francés se ha movido entre el afán comprador del PSG y la salvaje recogida de beneficios del Mónaco. El equipo del Principado ha acumulado 350 millones en ventas. Tremendo pellizco para un equipo que no mete 30.000 espectadores en su estadio. El caso es que Neymar es el jugador más caro de la historia, un traspaso al PSG que ha quebrado un par de moldes en el escenario europeo y sacudido las jerarquías de la competición continental. Además de dejar un agujero considerable en el Barça, a nivel deportivo y de autoestima.
  • Kylian Mbappé: 180 millones de euros. El PSG se permite hacer los dos fichajes más caros de la historia del fútbol en apenas dos semanas. Muchos creen que la contratación del exdelantero del Mónaco es un capricho de jeque catarí, como un Maseratti extra. El caso es que fichando a Mbappé evitas que otro lo fiche, y eso es muy importante si quieres ir a por la Champions. Porque ahora tienes que ir a por la Champions. Suerte, Unai.
  • Ousmane Dembélé: 145 millones de euros. La cifra del traspaso del extremo francés al Barcelona habla de 105 millones más 40 de variables, una suma a la que alguno se aferran para restar importancia al dispendio. Es un truco mental, como el de los supermercados poniendo el x,99 en los precios. Porque esos condicionantes para pagar 40 millones son tan sencillos como que Dembélé sea capaz de atarse las botas. En el ex del Dortmund, Valverde tiene una valiosa pieza para perpetuar el 4-3-3 y hacerle jugar por cualquiera de las dos bandas.
  • Romelu Lukaku: 85 millones de euros. El Manchester United desembolsó una cifra mareante por el enorme delantero belga, una apuesta por el juego de espaldas, el remate y el poderío por alto. ¿Es Lukaku el mejor delantero del fútbol mundial como su precio indica? Eso es otro cantar.

  • Álvaro Morata: 65 millones de euros. El suplente insatisfecho del Real Madrid mira de reojo cómo en su antiguo club (que le mandó dos veces al extranjero a pesar de contar con el favor de la prensa) empieza a plantearese qué hacer con dos piezas del tridente. Y cómo el seleccionador español recupera a Villa del olvido ante las dudas de la punta de ataque. Pero el traspaso al Chelsea está ahi y en el arranque de Liga, Morata ha correspondido.
  • Benjamin Mendy: 57,5 millones de euros. Uno de los grandísimos negocios hechos este verano por el Mónaco y una de las compras multimillonarias de mucho riesgo por parte del Manchester City. Muchos se echaron las manos a la cabeza por el gasto en un lateral de 23 años. Por si había dudas, los Sky Blues gastarían después otro montonazo en otro lateral.
  • Alexandre Lacazette: 53 millones de euros. Hay una cosa cierta en este mercado de fichajes: ahora mismo no debe ser fácil ser Didier Deschamps y lidiar en cada convocatoria de Francia con la cantinela de tener el equipo nacional con los jugadores más caros del mundo. Lacazette es un buen delantero al que corre riesgo de llevárselo por delante el lío en el que se ha convertido el Arsenal.
  • Kyle Walker: 51 millones de euros. El lateral inglés cambió el Tottenham por el Manchester City, que se puede permitir gastar más de 100 millones de euros en los laterales (hay que contar también en Danilo). ¿Es Kyle Walker el futbolista más poco influyente de los más caros del año?Bernardo Silva: 50 millones de euros. Otra conexión Mónaco-Manchester City, El joven portugués espera que su alianza con el Silva español permita a Guardiola engarzar mejor el juego de su equipo esta temporada.
  • Sigurdsson: 49,4 millones de euros. El Everton se ha destapado como uno de los equipos más agresivos en el mercado (donde pone agresivos léase derrochadores). El centrocampista islandés es un buen jugador por el que el equipo de Koeman ha pagado el típico sobreprecio Premier League.

No Hay Más Artículos