La NBA es una competición que se juega en diversos campos. Está el objetivo primordial, que es ser campeón, pero además hay muchos otros, y casi todos tienen que ver con el ego de los protagonistas. Y una de esas batallas es el de las zapatillas. El documental Sneakerheadz trata de meterse en la subcultura de los coleccionistas de calzado deportivo. En la NBA, hay auténticas batallas entre los jugadores por tener su propio modelo de zapatilla, un símbolo de estatus como en el barrio lucir el mejor coche o el pendiente más brillante.

Esa pelea se traduce, inevitablemente, en increíbles contratos de las marcas de zapatillas a los jugadores, por vestir sus productos, promocionarlos y hacer proselitismo. En esa batalla hay un claro vencedor histórico, Michael Jordan. Pero muchos discípulos aventajados. El último de ellos, y directamente relacionado con Jumpman y su ya mítico logo, es Russell Westbrook. Dejando a un lado su peculiar sentido de la moda, el MVP de la pasada temporada acaba de firmar un contrato de 10 años con la marca Jordan (que pertenece a Nike) para ser su cara más reconocida. Esto implica que Westbrook tendrá sus Jordan para juego y para calle, el único jugador junto a LeBron James en tener dos zapatillas con su nombre. Además, se estima que Westbrook se llevará una buena millonada de su nuevo contrato publicitario, aunque nadie en Estados Unidos se ha atrevido a cifrarlo.

El caso de Westbrook nos permite recoger otros megacontratos de jugadores de la NBA con marcas deportivas por lucir zapatillas;

  • LeBron James. El mejor jugador de los últimos 10 años y uno de los mejores de todos los tiempos firmó un contrato vitalicio con Nike, que se estima en 1 billón de dólares. Haga lo que haga el Rey, no tendrá problemas en su futuro financiero. Además, sus dos modelos de zapatillas (LeBron y Zoom soldier) son las más vendidas entre los jugadores en activo.
  • James Harden. La Barba está actualmente cumpliendo un contrato de 13 años por 200 millones con Adidas. Es la cara de la marca germana en el mercado NBA. Harden es uno de los 18 jugadores en tener un modelo de zapatillas con su nombre (uno de ellos es Matthew Delavedova, no preguntéis por qué).
  • Kevin Durant. El MVP de la última final es el segundo que más recibe de una marca por calzar sus deportivas. Durant firmó un contrato de 10 años por 300 millones de dólares con Nike. Acaba de lanzar su nuevo modelo, con las suelas reivindicativas y todo:

  • Stephen Curry. Cuando el base de los Golden State Warriors firmó su nuevo contrato con Under Armour, nadie supo decir exactamente por cuánto dinero. Pero se estima que es una buena cifra y, además, Curry se reservó un porcentaje de acciones de la empresa, que ahora vale mucho más que cuando firmó su relación tras escapar de Nike. Sumado a su nuevo contrato récord de 200 millones por cuatro años, Curry vive un buen momento financiero.
  • Giannis Antetokoumnpo. El alero griego de los Milwaukee Bucks acaba de firmar un contrato de 4 años con Nike por valor de 100 millones. Es el jugador europeo más valioso desde el punto de vista del márketing, con diferencia. Una apuesta de futuro por el jugador llamado a dominar la Conferencia Este.
  • Derrick Rose. El ejemplo del gran riesgo que corren las marcas en este ámbito. El ahora base de los Cleveland Cavaliers era la imagen de Adidas en Estados Unidos con un contrato de 13 años y 185 millones. Pero las lesiones cortaron su estelar carrera, y problemas extradeportivos compitieron en los titulares. Adidas está pagando unas cifras de súper estrella por un jugador que ha perdido ese estatus.
  • Damian Lillard. El base de los Portland Trail Blazers tiene un contrato de 10 años por 100 millones de dólares con Adidas. Una cifra nada desdeñable para un mercado no demasiado grande ni especialmente atractivo desde el punto de vista del público afroamericano.

Hay jugadores, como Kyrie Irving (8 millones al año de Nike) que se estima que están cobrando por debajo de lo que el mercado les depara. Las deportivas con el nombre del ahora base de los Boston Celtics son las segundas más vendidas entre los jugadores en activo. Si Kyrie es el segundo y LeBron es el primero entre los jugadores EN ACTIVO, ¿quién es el que más vende sin ese matiz? La respuesta está en el aire: Michael Jordan vendió zapatillas por valor de 110 millones de dólares. Kobe Bryant vendió 16, especialmente en China, donde es una megaestrella. Estas cifras publicitarias y la gran salud económica y deportiva de la que disfruta la NBA ayudan a entender que 32 de sus jugadores se cuelen en la lista Forbes de los 100 deportistas más ricos del mundo.

No Hay Más Artículos