Muchas veces se acusa a los deportistas de vivir en una burbuja. Apartados del mundo real. Como muchas otras, esta no deja de ser una generalización, ya que de tanto en tanto aparecen historias que nos hacen plantearnos tal sentencia. Este ha sido el caso de J.J. Watt en el último mes. Después de que el huracán Harvey arrasara Houston a finales de agosto, el jugador de los Houston Texans inició una campaña para recaudar fondos y ayudar a los más afectados.

El objetivo de Watt era reunir 200.000 dólares, pero esa meta pronto se quedó atrás. Con el simple hecho de poner su imagen, la estrella de la NFL tuvo un efecto llamada que desbordó todas las previsiones. El pasado viernes se cerró la campaña superando los 37 millones de dólares, con más de 200 mil donaciones.

J.J. Watt ya era un héroe entre la comunidad por lo que hace sobre el emparrillado, pero este gesto ha terminado ganarse el corazón de cada uno de los habitantes de Texas. Su solidaridad ha sido seguida por muchas estrellas y no sólo del deporte. El programa de Jimmy Fallon y la propia Ellen DeGeneres también hicieron su contribución. Hasta Chris Paul, que acaba de unirse a los Houston Rockets, quiso poner su grano de arena.

Ahora toca hacer un buen uso de todo ese dinero y Watt pretende supervisarlo en persona: “Me estoy reuniendo con organizaciones porque estamos intentando que el dinero se quede en Houston y alrededores. Que vaya directo a la gente y no a cubrir otros gastos. Tendré a las mejores organizaciones en cada campo en el que quiero ayudar. Reconstruir casas, comida, escuelas para los niños… quiero asegurarme de que se encargan de todo eso”. Mientras, él seguirá haciendo por Houston lo que mejor sabe…