[Este artículo fue publicado el 10 de agosto y lo hemos actualizado tras el anuncio del nuevo contrato de Russell Westbrook. Más que nada, porque es el mayor de todos]

La NBA ha logrado algo que quizás ningún otro campeonato del mundo ha alcanzado: extender el interés de la competición a un mercado de fichajes cada vez más apasionante, alocado e imprevisible. Sólo este verano, tres de los mejores jugadores de la Liga (Chris Paul, Paul George y Jimmy Butler) han cambiado de equipo en traspasos tan impactantes como, en algún caso, sorprendentes.

Además, el nuevo contrato televisivo firmado recientemente ha provocado una inflación considerable en los ingresos de los equipos, con la obligación (según el convenio colectivo de la Liga) de gastar ese dinero en los jugadores. De ahí que los mejores baloncestistas del mundo estén alcanzando salarios cada vez más elevados. Éste es el top 10 de jugadores de la NBA que más van a ganar en éste y los próximos años.

  • Russell Westbrook: 205 millones por 5 años más con los Thunder desde el verano del 2018, sumados a los 28 millones que aún le quedan por cobrar, suponen la mayor cantidad de la historia para un jugador de la NBA. Westbrook capitaliza su año con un triple-doble, se consolida como héroe local en Oklahoma y, sumado su nuevo megacontrato con Air Jordan, se asegura el futuro de su hijo recién nacido y un par de generaciones más de Westbrooks.
  • Stephen Curry: El dos veces MVP y dos veces campeón de la NBA eran agente libre este verano, pero existían pocas dudas de que iría a continuar en Golden State Warriors. Su contrato previo estaba por debajo del mercado para un jugador de su calibre (existían dudas sobre sus tobillos) pero ahora será reconocido con unas ganancias récord: 201 millones de dólares a repartir en los próximos 5 años.

  • James Harden:  Su espectacular temporada en el primer año bajo las órdenes de Mike D’Antoni en Houston Rockets le permitió asegurar el gran contrato de su vida, ampliando el aún vigente y extendiéndose a los 228 millones de dólares los próximos 6 años.
  • Gordon Hayward: Uno de los grandes nombres del verano en la NBA cambió los Utah Jazz por los Boston Celtics, a base de 126 millones por cuatro temporadas.
  • Blake Griffin: A pesar de que las lesiones han mermado su rendimiento y de que los Clippers se quedaron sin Chris Paul, el ala pívot extendió su relación con el equipo de Los Ángeles por 5 años más y 173 millones de dólares, un súper contrato que muchos consideran de riesgo por su historial médico.
  • John Wall: El base de los Washington Wizards dio un paso definitivo la temporada pasada para confirmarse como súperestrella de la NBA, y la franquicia capitalina supo reconocerla para amarrarlo por los próximos 5 años (le quedaba uno de contrato) y un total de 207 millones.

  • Mike Conley: Conley pasó en el verano del 2016 de ser uno de los jugadores más infravalorados de la NBA a firmar un contrato récord. Ancla de los Grizzlies junto a Marc Gasol, aún le quedan 4 años y 125 millones por cobrar en su vinculación con los de Memphis.
  • Jrue Holiday: Uno de los movimientos más sorprendentes de este verano. Holiday se aprovechó de un mercado muy restrictivo para los bases y de que los New Orleans Pelicans necesitaban un jugador exterior como el comer para su extraño experimento DeMarcus Cousins-Anthony Davis. 126 millones por los próximos 5 años parecen excesivos para un buen base pero lejos de ser estelar.
  • Damian Lillard: Hablando de bases estelares… El jugador franquicia de los Portland Trail Blazers tiene 4 años de contrato por 115 millones. Es un candidato a traspaso a mitad de temporada si, de nuevo, los Blazers pasan apuros para ser octavos en el Oeste.

  • Kyle Lowry: El veterano base de los Toronto Raptors amarró su posiblemente último gran contrato por el máximo posible, 93 millones por otros tres años liderando el ataque de los canadienses.

Otros jugadores se aproximan a estas cifras. Otto Porter, el alero de los Wizards, era una de las piezas más codiciadas este verano, pero los de Washington tenían derecho de tanteo sobre las millonarias ofertas, e igualaron una de 4 años y 104 millones de dólares. Paul Millsap firmó un contrato similar al de Lowry para jugar en Denver. Estrellas como CJ McCollum, Bradley Beal y Anthony Davis tienen en sus presupuestos algo más de 100 millones hasta el 2021. Y un jugador en franca regresión y estancado como el pívot de los Pistons Andre Drummond también.

La cosa sólo puede ir a más. El próximo verano se teme que LeBron James opte por romper su contrato con los Cavaliers y, a sus 33 años, busque un nuevo proyecto en los Lakers (no menos de 30 millones de dólares por año). También firmarán nuevos contratos gigantes jugadores como DeMarcus Cousins, Andrew Wiggins, Isaiah Thomas, Joel Embiid, o Nikola Jokic.

No Hay Más Artículos