De acuerdo, tal vez no habría que hacerle mucho caso a los sensacionalistas tabloides británicos, pero todo en Conor McGregor guarda relación con el sentido del espectáculo. Así que podríamos creernos perfectamente a The Sun cuando anuncia un inminente acuerdo del luchador irlandés de MMA (Artes Marciales Mixtas) para debutar en el mundo de la lucha libre. De su reciente estreno como boxeador contra Floyd Mayweather, aprendimos dos cosas: se atreve a lo que sea si hay una buena bolsa de dinero (pese a su derrota como púgil se embolsó unos 75 millones de dólares); y le encanta organizar un buen circo.

Así que las señales están puestas para que The Notorious vaya ensayando los súplex, la sillita eléctrica, el cascanueces y tantos otros movimientos comunes del pressing catch. Según The Sun, McGregor es un gran fan de la WWE (World Wrestling Entertainment) y ya estaría negociando para enfrentarse a una de sus estrellas en un ring. Se apunta incluso la posibilidad de que debute en el evento Wrestlemania del próximo mes de abril.

No es la primera ocasión en la que esa posibilidad está entre las cuerdas. Ya se especuló con ella hace un año, después de que McGregor afirmase que sería capaz de arrancarle la cabeza en una pelea a todo el elenco de la lucha libre americana. “Y dos veces los domingos”, apostilló con su proverbial chulería.

Las mismas fuentes de The Sun sostienen, como prueba de la ilusión de McGregor por el proyecto, que el histriónico personaje público construido por el luchador bebe de clásicos del wrestling como Ric Flair, el veterano que le sigue echando un pulso a la muerte. Hay otra referencia más evidente aún para cualquiera. Los “andares del billonario”, esa manera de pavonearse al caminar que el irlandés copió de Vince McMahon.

Pero mientras se cierra ese posible contrato, Conor McGregor tiene que ir pensando en la fecha para regresar al octógono de la UFC. El presidente de la competición más famosa de MMA, Dana White, acaba de afirmar que el más popular de sus luchadores tendrá que pelear con el nuevo campeón interino del peso ligero, Tony Ferguson, para que se pueda unificar el título.

“Debe defender el cinturón o dejarlo vacante”, declaró el aspirante, empeñado en demostrar que el de Crumlin no es el único con talento para la pantomima. “¿Dónde estás, McNuggets? Jodido pedazo de mierda. Te voy a patear el trasero”, ha proclamado el estadounidense Ferguson, que si sigue soltando esas barbaridades quizás también pueda aspirar un día a medir su talento interpretativo en Wrestlemania.