“Finalmente, para todas las mujeres y hombres que aún tienen miedo de compartir su verdad con el mundo, les animo a que lo hagan. Al compartir quién eres, no solo mejorarás tu propia vida, sino que inspirarás y, literalmente, salvarás la vida de jóvenes de todo el mundo”. Esas líneas forman parte del mensaje en las redes sociales con el que el futbolista Robbie Rogers acaba de anunciar su adiós al fútbol profesional. El lateral izquierdo estadounidense, de tan solo 30 años, abandona el deporte tras una última temporada inédito a causa de las lesiones que condicionaron su carrera. Sin embargo, deja huella. Fue el primer deportista profesional norteamericano en declarar públicamente su homosexualidad

Rogers tuvo una trayectoria meritoria aunque discreta, que lo llevó a las categorías inferiores del Heerenveen holandés y al histórico Leeds United que penaba en la segunda división inglesa, antes de recalar en el Los Ángeles Galaxy de su California natal. Ganó dos títulos de la Major League Soccer norteamericana y fue 18 veces internacional con la selección de las barras y estrellas, participando en las Olimpiadas de Pekín 2008.

View this post on Instagram

As a young boy I dreamed of becoming a professional soccer player and representing my country in front of the world. But as a teenager I grew more and more consumed by fear and shame. And sadly, at some point the scared kid inside me decided that pursuing my dream meant sacrificing a part of myself and hiding my sexuality from the world instead of embracing it. My happiest years as a player are the ones where I could walk through the stadium at the end of games down the tunnel to my partner and son waiting for me at the other end. And my only regret in my eleven year career are the years I spent in the closet. I wish I could have found the courage that so many young individuals have shared with me in the past five years to live honestly and openly as a gay person. These are the young people that inspired me to overcome my fears and return to playing. They’re still the kids that send me letters every week. To those kids, I say thank you. My proudest accomplishment in my career is helping to create a more open sport for you. None of this would have been possible without my teammates and brothers on and off the field, without the LA Galaxy and Bruce Arena who saw me as another player and not a distraction, or without the fans who judged me for my work ethic and my play and not my sexuality. And finally, it couldn’t have been possible without my family, who loved me through all of my ups and downs and always supported my dreams and still do. Lastly to all of the women and men who are still frightened to share their truth with the world, I’d encourage you to come out. By sharing who you are you will not only be improving your own life but inspiring and literally saving the lives of young people across the world. You deserve to take that same walk, down the players tunnel and have your own partner or loved ones waiting for you. Again thank you to everyone who watched or help me follow these dreams. I could never have imagined the happiness I’ll take with me into retirement and into my next chapter.

A post shared by Robbie Rogers (@robbierogers) on

El futbolista reveló que era gay en el año 2013. Lo hizo coincidiendo con su marcha del Leeds y tras tomar la decisión de retirarse. Sin embargo, a los tres meses de su anuncio, le llegó una oferta de los Galaxy y volvió al fútbol en activo. En su despedida, ahora sí, definitiva rinde tributo a la organización que le permitió seguir compitiendo: “Quisiera dar las gracias a Bruce Arena (antiguo entrenador del club angelino y de la selección de EUA) por animarme a volver al fútbol profesional tras declararme gay. También me gustaría dar las gracias a todos mis compañeros por aceptarme desde el primer día que puse el pie en el vestuario del estadio StubHub Center”.

Poco tiempo después de que el futbolista hablase abiertamente de su homosexualidad, el pívot de la NBA Jason Collins, que jugó hasta 2014, hizo lo mismo en la revista Sports Illustrated. En el mundo del fútbol profesional, el jugador de perfil deportivo más alto en declararse gay fue el alemán Thomas Hitzlsperger, con una amplia carrera en la Bundesliga, Premier League y Serie A, y que fue un internacional destacado con la Mansschaft, participando en el Mundial 2006 y la Eurocopa 2008. Eso sí, en su caso decidió salir del armario tras colgar las botas en el Everton en el año 2013.

En su adiós al fútbol, Robbie Rogers deja un mensaje esclarecedor: “Lo único que lamento en mi carrera de once años son los años que pasé en el armario”.

 

No Hay Más Artículos