Al final va a resultar que no le llaman “Money” por casualidad. Toda la bravuconería y ostentación que rodean al boxeador Floyd Mayweather se justifica de algún modo con el interés global que despierta. Él fue la octava personalidad que más interés concitó durante 2017 en todo el mundo (o al menos en todo el mundo que se conecta a internet y emplea Google como motor de búsqueda) y la primera entre los deportistas.

La empresa tecnológica publicó las listas de trends o tendencias del año, esto es, aquellas cuestiones más repetidas en el buscador y que experimentaron un aumento de tráfico más significativo respecto al año anterior. Entre las diez personas que fueron tendencia durante los últimos once meses y medio figuran unos cuantos hombres famosos sospechosos de haber cometido abusos sexuales, un par de actrices, otra que no lo es pero lo parece (Melania Trump) y dos deportistas: el citado púgil y el futbolista Philippe Coutinho.

El interés súbito por Mayweather se debió a su pelea/circo con el luchador de MMA Conor McGregor, un experimento que ganó el boxeador estadounidense frente a su oponente irlandés. También ayudó que ahora Money esté planteándose hacer el camino inverso: se dice que tiene una oferta sobre la mesa para abandonar su retiro y pasarse a la UFC.

Que Coutinho sea la décima celebridad entre los trends de Google del año que se acaba debería llenar de orgullo al FC Barcelona. O no. Por un lado habla de la repercusión mundial que tienen los movimientos del Barça en el mercado. Por el otro, significa que millones de personas asistieron al ridículo de los dirigentes culés que, mareando la perdiz durante todo el verano, fueron incapaces de torcer la voluntad del Liverpool, donde continúa el jugadorAl menos, de momento. Y es que el affaire podría reproducirse en este mercado invernal.

Además, Google también informa sobre los eventos deportivos que más interés repentino generaron este año. Wimbledon fue la competición más buscada respecto al año anterior, sin duda gracias al resurgir de Roger Federer como campeón y a la consagración de la española Garbiñe Muguruza en lo alto del escalafón femenino. Sorprendentemente, el torneo inglés de tenis superó en búsquedas a la Superbowl y al combate entre Mayweather y McGregor. A aquellos que consideran el fútbol el deporte rey tal vez les decepcione saber que la Champions League fue tan solo la décima competición más buscada, incluso por detrás de la Copa Confederaciones de la FIFA, que terminó en octava posición.