Al final Mourinho tenía razón: el Manchester City compra laterales a precio de delanteros y, de paso, ata a los perros con longanizas. Lo hace porque se lo puede permitir. Porque es el club de fútbol con mayor capacidad financiera del mundo, según el informe Soccerex Football Finance 100. El United compite desde el séptimo puesto de una clasificación en cuyo podio se encuentran el Arsenal y el París Saint-Germain acompañando a los citizens. El poderío de la Premier League en la tabla de los clubes más solventes del planeta es absoluto: entre los 100 primeros hay 19 equipos de las islas, la práctica totalidad de su primera división. El Real Madrid, acaso el conjunto más conocido del planeta, es sexto, mientras que al FC Barcelona de Leo Messi y del popular Paulinho hay que buscarlo en el puesto 13.

Soccerex, aunque use el nombre americano del juego, es una empresa inglesa dedicada a promover negocios y eventos alrededor del deporte. Su director es Duncan Revie, hijo de una leyenda del Leeds United, Don Revie. Ha desarrollado un indicador llamado Football Finance Index (FFI) que clasifica el músculo financiero en el mercantilizado fútbol moderno. Existen cinco parámetros diferentes que se tienen en cuenta para calcular el índice: valor de mercado de la plantilla; activos fijos; tesorería; inversión potencial del propietario; y deuda neta.

El estudio pormenorizado de cada categoría explica el porqué de la posición de algunos clubes. Así, la plantilla del Manchester City se valora en 637 millones de euros, frente a los 771 millones del Real Madrid o los 780 del Barcelona. Sin embargo, al club catalán le penaliza una deuda neta de 315 millones, que es de 263 en el caso merengue. El City adeuda solo 15 millones.

Y si el Guangzhou Evergrande de China ocupa el cuarto puesto de la tabla, con una plantilla de solo 40 millones es porque se contempla una inversión del propietario de 1.120 millones. Este capítulo suma cero en el caso de los dos equipos españoles al mantener un estatus especial de club y no de sociedad anónima deportiva.

El informe refleja asimismo el poder financiero de varias competiciones habitualmente consideradas menores: entre el centenar de equipos más poderosos hay 13 de la MLS de Estados Unidos y 12 equipos brasileños. También aparecen nueve chinos, tantos como tienen las competiciones de México y España. Soccerex Football Finance 100 confirma el impacto de la globalización económica en el fútbol. Destaca que la inversión del Grupo Wanda, un conglomerado chino, permite al Atlético de Madrid situarse en el puesto 15, del mismo modo que el Valencia entra en el top 30 gracias a la fortuna de Peter Lim.

Aun así, las buenas finanzas no dan la felicidad completa. El segundo puesto del Arsenal en el índice FFI “refleja su sólido modelo de negocio, que los coloca cerca del liderato en cuatro de las cinco variables, mientras mantiene una deuda neta relativamente baja”, dice la empresa. Seguramente los aficionados gunners se cambiarían con los del Chelsea, noveno en la tabla, a cambio de haber levantado un trofeo de Liga en los últimos tiempos.

No Hay Más Artículos