No todas las personas que se imaginan como estrellas del fútbol quieren ser Cristiano Ronaldo. Algunas sueñan con ser Monchi. Son las mismas que cuando piensan en jugar a una simulación de su deporte favorito no ven combinaciones de botones para hacer la ruleta marsellesa en el FIFA 18, sino pantallas y más pantallas parecidas a una hoja de cálculo y repletas de números. No son las que consumen horas delante del monitor coleccionando cartas con jugadores. Ellas disfrutan tomando decisiones de gestión, balanceando cuentas, realizando fichajes y disponiendo soluciones tácticas. Son las personas adictas al Football Manager, una saga tan antigua casi como los propios videojuegos.

El título de Sports Interactive cuenta con una dedicada comunidad de fieles que trabajan con enormes bases de datos para producir un reflejo del mundo del fútbol profesional y demostrarse a sí mismos que sus elecciones mejoran las del director deportivo y el entrenador del club de sus amores. Pero hasta ahora Football Manager adolecía de una representación de una parte cada vez más relevante del deporte: el fútbol femenino. Ha tenido que ser un modder FMGuru, un usuario especialista en realizar modificaciones que se pueden aplicar sobre el código original de la obra para PC, quien haya creado lo que los autores del juego no habían hecho hasta la fecha: un parche con datos de jugadoras y clubes que permiten jugar competiciones femeninas.

El trabajo de FMGuru es exhaustivo hasta el punto de que suplanta toda la base original de jugadores y clubes masculinos por la competición de mujeres. Hasta la fecha hace hincapié en las jugadoras y divisiones de Inglaterra y Escocia. Hay una cantera de más de 3.500 futbolistas representadas, pero el modder afirma que piensa seguir actualizando el contenido con más nombres y clubes de toda Europa hasta lograr una imitación más completa de la Champions League femenina. Eso sí, lamenta que en aquellos aspectos del Football Manager en los que hay imágenes y no solo tablas estadísticas, como en el caso de los vídeos de mejores jugadas, van a seguir apareciendo hombres. Aduce que él no puede cambiar los gráficos del juego. Así que ese es un guante que va a tener que recoger la empresa creadora del título para próximas actualizaciones.

Bien es cierto que Sports Interactive ya había dado algún paso importante para reconocer la realidad diversa de un deporte global como el fútbol. En la edición 2018 del simulador se ha incorporado la variable de que un jugador pueda declarar abiertamente su homosexualidad. Uno de los desarrolladores del videojuego, Miles Jacobson, explicó a la BBC que “ser homosexual es algo normal y lo correcto es ponerlo en el juego”. “Es raro que esto todavía sea un problema en el fútbol, así que hemos decidido enseñar a la gente que salir del armario no es un problema”, abundó, poniendo de manifiesto un tabú que apenas se ha roto en un puñado de ocasiones, como sucedió con Robbie Rogers. Y es que a veces los videojuegos se adelantan a la realidad.

No Hay Más Artículos