El primer disco de Mogwai, la atronadora banda de post-rock escocesa (y uno de los grupos preferidos de quien firma estas líneas), se llamaba Young Team. Quizás la canción más recordada (y violenta musicalmente) de aquel disco de 1997 se titulaba Like Herod.  El sentido del humor de los escoceses y el surrealismo de muchos de los títulos de sus canciones está ampliamente documentado. Por eso a nadie le debe resultar chocante que Mogwai haya decidido vestir con nuevas y bonitas camisetas a los alumnos del instituto Saint Roch’s, en la localidad de Roystonhill, cerca de Glasgow, de donde son los músicos. Una escuela que, tanto en su versión primaria como secundaria, es el principal centro educativo de Escocia para niños con discapacidad auditiva.

A los conciertos de Mogwai se llegó a recomendar acudir con tapones para mitigar el impacto en los oídos de los espectadores. Además de mencionar a Herodes, otra de sus canciones se titula Kids will be skeletons. Pero eso no significa que no puedan disfrutar del fútbol gracias al patrocinio de una de las bandas más famosas y exitosas del país. Martin Bulloch, el batería con pinta de loco de la banda, conoce a la dirección del instituto Saint Roch’s desde hace tiempo. “Me escribieron en noviembre diciendo que los niños habían participado en un torneo con uniformes viejos, y que estaba queriendo cambiarlos. Pero no tienen ningún tipo de presupuesto para eso, imagina con qué estaban jugando. Me preguntaron si podíamos ayudar. Escribí al resto del grupo y estaban encantados”, dijo el músico a la BBC.

Las camisetas son tan bonitas, en colores y con el logo de Mogwai en el centro del pecho, que cuando el instituto las presentó, se llenó su cuenta de Twitter de peticiones de tallas de adulto para comprarlas. La banda ya ha dicho que no hay nada de eso, que es sólo para los niños. A los escoceses creadores de temazos como Take me somewhere nice, Glasgow MegaSnake o The sun smells too loud (habitual en el estadio del Celtic) les gusta el fútbol. Fanáticos del club verdiblanco, llegaron a bromear con revelar la dirección de la casa del español Nacho Novo (estrella entonces del rival Rangers) si uno de sus singles no entraba en el top 10.

Hace años, hicieron la banda sonora de la película Zidane: A 21st Century Portrait, un documental que siguió al ahora entrenador del Real Madrid durante un partido contra el Villarreal en el 2005. Otra de las mejores canciones de Mogwai, We’re no here, recibió su título por una anécdota del hermano del batería, que entendió mal un cántico de la afición del Celtic hacia su entonces entrenador, Martin O’Neill. Mogwai no es la primera banda que estampa su nombre en la camiseta de un equipo. Fat Boy Slim, Motorhead o Wet Wet Wet también lo hicieron.

No Hay Más Artículos