“Durante nuestras constructivas charlas, [el dueño del equipo] Paul Dolan dejó en claro el valor histórico que algunos aficionados le guardan al logo. Sin embargo, al final el club estuvo de acuerdo con mi opinión de reforzar una cultura de diversidad por todo el juego”. En el texto no se podría apreciar, pero imaginamos que junto con este comunicado emitido por el comisionado de la MLB, Rob Manfred, venía un enorme suspiro de alivio. Los Cleveland Indians, tras varios años de presión y debate, han cedido a finalmente al criterio de las ligas mayores de béisbol y se despedirán del Chief Wahoo, la caricatura de un nativo americano que identifica a la franquicia desde 1947. El diseño de piel roja y tocado de pluma, señalado como racista, ya casi había desaparecido de las equipaciones del equipo, pero de vez en cuando lo desempolvaban y todavía adornaba la ropa de sus fans. Liga y franquicia han llegado a un compromiso para que el dibujo desaparezca desde la temporada 2019, justo cuando el All-Star Game llegará a la ciudad del estado de Ohio.

La letra ce mayúscula e inicial del nombre la ciudad que representa será por ahora el símbolo de la franquicia. Pero el comunicado oficial sobre la decisión añade en su última línea algo importante: “No existen planes para cambiar el nombre del club”.

Los Indians pretenden seguir llamándose así, aunque eso no satisface a quienes vienen denunciando el racismo inherente a la parodia de los nativos americanos en el deporte estadounidense. En declaraciones recogidas por el New York Times, Phillip Yenyo, director del American Indian Movement of Ohio, cargaba contra la demora hasta 2019 de la jubilación del logo y el disimulo alrededor del nombre: “¿Por qué esperar? Si vas a llegar tan lejos y eliminarlo, ¿por qué no hacerlo ahora? Todo lo que están haciendo es testearlo, porque el nombre debería desaparecer también. El apodo debe desaparecer sí o sí, no se trata solo del logotipo”. Yenyo reclama cambios en otra franquicia de la MLB, los Atlanta Braves, que también mantienen una iconografía relacionada con los indios americanos.

El del equipo de béisbol en Cleveland es solo uno de los muchos casos en el deporte norteamericano que emplea minorías étnicas para bautizar equipos y crear mascotas. Quienes defienden esta costumbre dicen que en realidad no se hace para menospreciar, sino para ensalzar valores de algunas comunidades, como el supuesto valor de los nativos americanos. Un argumento que no se sostiene de ningún modo en casos como el de los Washington Redskins de la NFL. Por el momento la franquicia capitalina solo anuncia la contratación de un nuevo quarterback, pero no dice nada acerca de las reiteradas protestas de quienes recuerdan que “piel roja” es un insulto recogido en los diccionarios de la lengua inglesa.

No Hay Más Artículos